Huerto urbano en invierno

Cuando llega el invierno, la actividad en nuestro huerto urbano cambia. Es hora de recolectar, prevenir plagas y hongos, plantar nuevas especies y podar. Te contamos todo lo que puedes hacer cuando las temperaturas bajen para mantener tu huerto en perfecto estado. 

image
1 de 8
Velos y mantos

Con los velos y mantos de hibernación conseguirás, además, favorecer al incremento de la temperatura del suelo, acelerando así los procesos de germinación de las especies plantadas en esta temporada y su posterior crecimiento. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Campanas

Otra forma de proteger tu cultivo urbano en invierno puede ser mediante las campanas, sobre todo cuando son plantones o plantas muy pequeñas. Son protecciones con forma de campana transparente que se colocan por encima, apoyadas sobre la tierra. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Recolecta tus frutos

Cuando el frío se imponga, debemos limpiar nuestro huerto del cultivo del verano eliminando los restos. Es hora de recoger los frutos y sembrar nuevas especies como canónigos, rábanos, rúcola, lechuga...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Controla los hongos

Mantén sano el sustrato e incorpora fertilizantes para mantenerlo fértil como el humus de lombriz o compost enriquecido con cola de caballo y ortiga.  Controibuyen a la salud del suelo evitando la propagación de hongos. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Especies de temporada

Las especies que más resisten a la humedad y el frío en estas fechas son, entre otras, la cebolla, la coliflor, las acelgas, el puerro, berenjenas, espinacas y aromáticas tales como el tomillo, la albahaca o el perejil. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Protege tu huerto

Para protegerlo del frío y las primeras heladas, puedes acudir a soluciones como los velos y mantos de hibernación. Son textiles muy ligeros que permiten que entre la luz, el agua y el aire sin dejar de abrigarlas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Mini invernaderos

Por supuesto, puedes acudir a los clásicos mini-invernaderos. Por su tamaño, son perfectos para terrazas y patios. Durante los días más fríos, puedes guardar en ellos las macetas y recipientes de cultivo pequeño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Monta y desmonta

Cuando haya llegado el buen tiempo, puedes desmontarlos y guardarlos hasta la siguiente temporada. ¡Tu cultivo te lo agradecerá!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo