¡Cortinas fuera! Telas para exterior

Saca las cortinas fuera de casa. Con el buen tiempo ellas también se airean. Sus texturas ligeras y naturales (fibras, linos, algodón…) refrescan y visten la terraza y el porche. Y, por supuesto, crean agradables zonas de sombra.

image
1 de 11
Mosquitera

Protege de los molestos mosquitos pero da un aire de romanticismo y ensoñación muy evocador. Una mosquitera es perfecta para colgarla del techo, en el caso de las terrazas y porches, o de la rama de un árbol en mitad del jardín. Te ayudará además a delimitar zonas, como este rincón de relax. Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Biombo y cortina

Preserva tu saloncito o comedor de verano de las miradas de los vecinos o crea una zona de sombra para evitar los rayos del sol cuando amanece o cae la tarde (según la orientación de tu casa) con un biombo o panel separador (como el que aparece de ramas en la imagen) y visillos, colgados sobre el biombo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Barra de cortinas

Para colocar las cortinas en tu porche solo tienes que instalar barras de cortinas y colgarlas. Puedes mantenerlas recogidas en un lateral con agarraderas en la pared.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Cortinas recogidas

En un lateral con tiras de tela a la pared. Así conseguirás que corra la brisa en el porche cuando el sol se haya escondido. Mobiliario, de PortobelloStreet.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Cortinas de esparto

Otra modalidad para preservar la terraza o porche del sol son las cortinas de esparto. Se instalan en la pared y se sujetan con cuerdas atadas. Es necesario tener un lugar al que fijar las cuerdas, bien una barandilla (como en este caso) bien un gancho instalado en la pared. El esparto queda muy natural. Una propuesta cálida de la interiorista Jessica Bataille.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Vanos en forma de arco

¿Cómo coloco las cortinas en un arco? Instala una barra del ancho del arco en el punto más abierto. La tendrás que fijar por encima del arco, en la pared y escoger una cortina que mida lo mismo que el vano del arco en el punto más ancho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Recogidas con un nudo

Realiza un nudo con la misma cortina, en la parte baja. Es una manera de recoger la pieza sin necesidad de colocar ganchos o agarraderas y el nudo concede el peso suficiente a la cortina para que no se mueva en exceso con el aire. El interiorismo de este porche lo firma Inma Barata.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Dos cortinas, dos tonos

En dos tonos. Es un recurso muy utilizado cuando la cortina es muy fina, tipo visillo, para conseguir algo más de sombra. Al mismo tiempo, puedes recoger la cortina de tono más oscuro y mantener solo otra de color suave echada por la noche para conseguir cierta privacidad en el porche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Con peso en la base

Un par de visillos, colocados sobre rieles, en barras o fijos con Velcro adhesivo a la pared o estructura del porche o pérgola. Deja los visillos largos y coloca peso sobre el sobrante en el suelo -por ejemplo, varias piedras blancas-. Evitarás que se muevan con el aire y tendrás la sombra deseada. También puedes colocar pequeños pesos de plomo en el dobladillo (pero ten en cuenta que es preferible sacarlos cuando vayas a lavar los visillos en la lavadora). Utiliza esta solución como recurso decorativo en tu porche para delimitar el espacio. Mobiliario Koala y visillos azul verdoso traslúcidos, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Mosquitera sobre la hamaca

Utiliza la mosquitera para proteger la zona de la siesta. El usuario de la tumbona o hamaca lo agradecerá. Mobiliario de exterior, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Textiles naturales y ligeros

Lo ideal es que las cortinas que utilices estén realizadas con materiales ligeros y naturales como el algodón, el lino, el yute... Pueden tener más o menos textura o gramaje, pero los ligeros tamizan la luz al tiempo que no evitan que la brisa se cuele entre sus hilos. Escoge tejidos lavables en la lavadora. En este porche todo el frente se protegió con cortinas de algodón. Mira otras fotografías del resultado aquí: https://www.micasarevista.com/casas/una-casa-a-las-afueras-de-madrid

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Textil