¡Mójate! Ideas para disfrutar del aire libre junto al agua

Los días son cada vez más calurosos y se agradece ese chapuzón en la piscina y la brisa fresquita que nos brinda el mar. ¡Qué gusto hacer vida cerca del agua! Te proponemos ideas para disfrutar del aire libre.

image
1 de 10
Disfruta de un verdadero oasis

¿Imaginas un lugar más idílico? La naturaleza es el escenario perfecto para desconectar bajo la sombra de un  techado de cañizo. Unas tumbonas y una alberca en la que darse un chapuzón cuando el calor aprieta. Este rincón ideal, con vistas a la Sierra de Gredos, se encuentra en Jaraiz de la Vera (Cáceres) y pertenece al Alojamiento Rural Vaquería CantaElGallo (www.vaqueriacantaelgallo.com).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Un tentempié ligero y refrescante

Cuando llega el verano hay que beber más para estar bien hidratados. La fruta es una completa fuente de nutrientes. Prepara un piscolabis a media mañana, junto a la piscina, de lo más sano: kiwis, albaricoques, manzanas, cerezas... De la colección Sea, ensaladera y seis cuencos, de Mooba (42,50 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Vaya, vaya… ¡Aquí no hay playa!

Los ríos, pantanos o piscinas naturales, aptos para bañistas, te esperan. Busca en Internet parajes cercanos donde escaparte a disfrutar del aire libre. Muchos cuentan con servicios y chiringuitos, que invitan a tomarse una bebida reconfortante al rumor del agua. Colección Saint-Raphaël, de Maisons du Monde: mesa, en 1,20 m de diámetro (349,90 €), y sillón (139,90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Las bicis son para el verano

El buen tiempo invita a caminar, correr, practicar actividades acuáticas, bicicleta, patinaje... Solo hay que cumplir ciertas recomendaciones como hidratarse bien, aplicarse protector solar y evitar salir en las horas centrales del día. Hoy es fácil encontrar, tanto en ciudades como en alojamientos rurales, puntos de alquiler de bicicletas para recorrer la costa.

Para comer: monta la mesa al aire libre y disfruta del menú a la sombra. Es uno de los placeres del buen tiempo.  Prepara platos ligeros y sencillos, que no lleven demasiada elaboración y que te permitan pasar la mañana fuera de casa: una ensalada, una crema fría o gazpacho y carne o pescado a la plancha.

Colección Dinard, de Maisons du Monde: mesa, en 1,80 x 0,90 x 0,74 m (299,90 €), y banco, en 1,50 x 0,35 x 0,44 m (119,90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Tiempo de mar

Los peques se sienten como pez en el agua en verano. La playa es su hábitat: arena, mar, sol... Protégeles con cremas solares y camisetas especiales. Evitarás que se quemen. Juguetes y accesorios, de Imaginarium.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Sol y sombra

Vayas donde vayas busca un rincón en el que poder resguardarte del sol. Bajo una sombrilla, un techado, un árbol, un toldo o una vela textil. Descansa en una tumbona, sobre una toalla o un pareo. Son los compañeros de viaje imprescindibles.

De Ikea: tumbona Håmö en rojo (29,99 €) y sombrilla Ramsö (7,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Vestir el verano

La ropa de casa de la temporada estival y la de jardín, como la que se luce en la pasarela, se confecciona con tejidos naturales como el algodón, el lino o la seda, más frescos y ligeros que los artificiales o sintéticos (prohibidos en verano). Se imponen los colores suaves, que reflejan la luz y el calor.

Textiles: cojines y plaids, de la firma danesa de decoración Au Maison.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Merienda informal

Dale vacaciones también a las prisas. Busca un lugar resguardado de los rayos del sol y cerca del agua. Notarás cómo desciende la temperatura cuanto más te aproximes. Lleva unos cojines y una manta o estera, unos quesos y patés, panes de varios tipos y una nevera portátil con bebidas bien frías. Y si la reunión es con amigos y niños, repartid esfuerzos: que cada uno se encargue de aportar algo. No olvidéis las pelotas, raquetas, pañuelos, cubos... ¡Un día perfecto!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Una ducha en el jardín

Es una solución perfecta para los días de calor. Reserva un rincón de tu patio o jardín para esta exótica opción. A ser posible ubícala junto a una toma de agua porque sino tendrás que recurrir a cubos y te resultará más engorroso. Instala un rociador en la pared o enreda una manguera en las ramas de un árbol. Puedes colocar un biombo, varias cañas de bambú o una estructura como la de la imagen. Delimitará la zona y concederá intimidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Y para beber…

Prepara limonada natural y déjala enfriar en la nevera. Es una bebida refrescante y saludable. También puedes darle color y sabor al agua con rodajas de frutas y unas hojas de menta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior