Una acogedora zona de estar

Un salón así, en un porche, solo necesita una ligera brisa para relajarse y disfrutar plenamente del paisaje. Las vigas en su cubierta y las trepadoras, que con su espesura ocultan los pilares, componen un ambiente apacible, perfecto para desconectar.

image
1 de 8
Un porche acogedor y en calma

En armonía, una decoración que apuesta por la naturalidad: dos bancos de obra con mullidos colchones, almohadones y cojines, y muebles auxiliares de madera y fibra natural. Mesa con caballetes, de Little House. Cojines, de Lu Ink. Interiorismo, Silvia Rademakers. Arquitecta, Cristina Casanovas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Que no falten los sillones

Este modelo es ideal para el porche... Combina fibra natural y madera de mango.

Sillón Jungle, de El Corte Inglés (309 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Un sofá de fibra

Estética country, en aluminio y ratán.

Banco Zambia, de Leroy Merlin; mide 1,28 x 0,66 x 0,88 m (339 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Una mesa rústica

En madera de olmo.

Mesa, de Hübsch Home Interior & Design; en varias medidas (350 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Un clásico, la tumbona

En plan relax.

Tumbona Bamboo, de Muy Mucho (39,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Asientos auxiliares

Un comodín para la zona de estar.

Taburete Thor, de Casa, en azul, blanco y rosa (14,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Muebles de apoyo

Una mesa auxiliar en cerámica troquelada.

Modelo Timbal, de El Corte Inglés; mide 33 x 42 cm (90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Adorna la naturaleza

Un detalle evocador.

Gaviota, de Butlers (9,99 €). Altura: 28 cm.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior