Frescor y mucho color en el jardín

Te mostramos los secretos de los girasoles, una de las flores más especiales del verano por su colorido y belleza; cómo regar el jardín y los cuidados de tus plantas de interior.

Girasoles
Getty Images
1 de 5
Plantas
Getty Images
El girasol: alegría y luz

Originarios de América del Norte, fueron descubiertos cuando unos nativos los veneraban como símbolo del Dios del Sol. Su nombre científico es Helianthus annuus y se trata de una planta herbácea. Los hay con flores grandes o pequeñas y con una sola fila de pétalos o con varias.Esta planta soporta altas temperaturas
y necesita bastantes horas de luz solar.

Cuidados básicos. Si los vas a plantar en el jardín, elije la variedad "Oso de peluche", que es perfecta por su pequeño tamaño. Hazlo en primavera para que florezcan en verano. Cava hoyos de 2 a 3 cm de profundidad con una separación de 30 a 60 cm entre ellos y riego por goteo.

Cómo sembrarlos en maceta. Pon en el fondo un material de drenaje, como grava o guijarros; vierte a partes iguales tierra comercial y compost y humedece. Si el tiesto es grande, coloca de 2 a 10 semillas de la variedad más pequeña con una distancia de 10 cm entre ellas; riega todos los días. En 13 días deberán haber brotado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 5
Plantas
Getty Images
Centro de mesa

Si haces un centro, colócalo lejos de las corrientes de aire fresco y de las fuentes de calor seco. Cambia el agua cada 3 días.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 5
Plantas
Getty Images
Cantidad de riego

Cada planta necesita una cantidad de riego. Terminal con chorro de agua ajustable, de Gardena, 9,99 €.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 5
Plantas
Getty Images
Riego por aspersión

Para el césped, opta por el riego por aspersión, hace el trabajo por sí mismo y ahorrarás agua. Instalación de Gardena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 5
Plantas
Getty Images
¡Vamos al jardín!

Aprovecha el verano para sacar tus macetas de interior al exterior, ya que se beneficiarán de la luz directa del sol, del viento y la lluvia, favoreciendo su desarrollo. Hazlo poco a poco, primero ponlas en la sombra y ve aumentado cada día las horas de exposición solar, hasta llegar a un periodo de dos semanas de adaptación. Ambiente de Muy Mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior