Macetas y jardineras, una base con estilo

Son el mejor amigo para una planta. Las macetas, jardineras o recipientes deben ser apropiados para cada especie con el fin de favorecer un drenaje correcto, que permita el crecimiento de sus raíces.

Macetas bonitas
Hearst
1 de 12
Caja de fruta reciclada

O de verduras... consigue una y conviértela en un original macetero. Píntala del mismo color de la flor, como hemos hecho en la foto, con las hortensias. Si la caja es muy grande, atornilla unas ruedas en cada esquina de la base, para facilitar su desplazamiento. El riego de la hortensia debe ser abundante, sin llegar a encharcarla. Puedes clavar un medidor de humedad en la tierra para tener una orientación fiable.

2 de 12
Jardineras compartimentadas

Las cajas en las que puedes colocar varios tiestos pequeños son otra opción para agrupar tus plantas. Si escoges una tipo bandeja, con asas, podrás moverla sin dificultad y crear vistosos centros con cajas de diferentes tamaños. A medida que se vayan marchitando, retira las flores y hojas secas. Además, cada uno o dos años, según la especie, cambia la maceta por otra más grande para que las raíces tengan espacio suficiente para crecer.

3 de 12
Cada planta por su nombre

Las plantas aromáticas quedan bien en cualquier terraza. Reserva un rincón adecuado y plántalas en macetas de barro. Una mano de pintura en colores alegres bastará para renovar su aspecto. Identifica cada especie con su nombre para reconocerlas; puedes hacerlo con tizas de colores. No olvides depositar en el fondo de la maceta, sobre los agujeros de drenaje, grava, arcilla expandida o trozos de cerámica rota para que no se atasquen.

4 de 12
Abre la ventana...

Y saca las plantas al exterior. Ha llegado el buen tiempo y con él las reuniones al aire libre. Decora tu mesa con flores naturales en macetas que combinen con las tonalidades del mobiliario. Recuerda que no conviene utilizar macetas o jardineras de plástico en pleno verano, porque se calientan demasiado y esto afecta a las raíces. De House Doctor: maceta azul (21€) y metálica (38 €/juego de dos); mesa y silla (231 y 91€).

5 de 12
Macetas de cristal

De Los Peñotes: maceta de cristal (7,25 € aprox.) y bulbos (desde 3,08 €).

6 de 12
Macetas de caucho, un toque original

Macetas de caucho (desde 9,59 € aprox.). Ciclamen (9,56 €) y rosas artificiales (9,11 €/vara aprox.). De los Peñotes. Maceta en forma de botas (7,56 € aprox. de Foimpex).

7 de 12
Macetas de barro

Aunque las macetas de terracota son las que se utilizan con más frecuencia, es necesario protegerlas de las heladas, ya que, por debajo de los 0º el barro se agrieta. Para evitarlo, si están en el exterior, puedes cubrilas con sacos de arpillera, plásticos de burbujas o lonas. Macetas, de la firma Woods & Willow (desde 8,9 € c/u).

8 de 12
Un jardinera con diseño estilizado

Si quieres darle un toque de encanto a un rincón o decorar la zona de estar o el comedor en la terraza, elige jardineras altas. La de la imagen, de inspiración romántica, es de Woods & Willow (79,9 €). Inspírate en esta composición para darle una segunda oportunidad a piezas antiguas como, por ejemplo, un velador o el pie de una máquina de coser. Podrás adquirirlas en rastrillos y transformarlas en maceta.

9 de 12
Reutilizar cacharros como macetas

Utiliza moldes, flaneras o recipientes viejos de cocina para hacer improvisados centros de mesa. En la foto se utilizaron para plantar selaginelas pequeñas y ericas. Casi cualquier recipiente puede transformarse en tiesto; sólo tienes que echarle imaginación. De plástico, metal galvanizado, acero inoxidable, barro o cerámica. Otra idea muy resultona es utilizar teteras de loza que ya no utilices e introducir tiestos de plantas con flor que no crezcan mucho, como alegrías, petunias o violetas.

10 de 12
Siempre coquetas

Arriba: Jardinera de brezo con ranúnculos artificiales (35,81 € aprox.) y mariposas cerámicas (27,5 €/juego de 6 aprox.). Todo de la firma Amadeus. La jardinera de abajo, de Casa: bandeja (4,99 €) y tiestos (1,99 € c/u).

11 de 12
Macetas y mucho más...

Iluminados, lacados, con sistema de riego incorporado... Los maceteros también evolucionan y puedes encontrar piezas de diseño depurado muy elegantes. Con una composición cuidada, el éxito está aseurado. Esta maceta es el modelo Foc 50, de Vondom (400 €).

12 de 12
Macetas de aspecto envejecido

Como si llevasen décadas en el mismo lugar. Además, por su tamaño, éstas macetitas resultan ideales para herbáceas aromáticas o flores olorosas. Colócalas cerca de una ventana y, con la brisa, el perfume invadirá la casa. Ten en cuenta que la tierra no debe estar apelmazada para facilitar la penetración del agua. Maceteros dobles (13 € aprox. en Woods & Willow).

Publicidad - Sigue leyendo debajo