Las 12 piscinas con más estilo para tus chapuzones de verano

Refréscate en estas piscinas y empieza a disfrutar ya del buen tiempo con su envidiable entorno. Tu primer baño de la temporada derrochará estilo.

image
DR

Fotos: Hearst Documentación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tipo alberca, country & vintage

En la rehabilitación de esta casa de campo, una masía del Ampurdán, el antiguo depósito de agua para riego brindaba la oportunidad de convertirlo en una piscina respetuosa con el entorno. Así se hizo en esta alberca, con pintura gris oscuro en el vaso y una instalación que permite el baño. Sorprendente, su fusión con la icónica silla Butterfly, que hace las veces de tumbona. Paisajismo, de Pepote Comella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Look contemporáneo

Una tarima delimita el solárium de esta piscina con elegante acceso escalonado. A destacar: el entarimado se convierte, de hecho, en una alfombra de exterior por su forma y el contraste con el pavimento ultraclaro. La pieza estrella que invita al relax: el sillón circular Cape Town, de alumnio y resina trenzada (399 €); este y las lámparas New Moon (99,99 € c/u), son de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dormitorios al aire libre

Las camas de día, las llamadas daybed, proporcionan el confort de una tumbona pero, al incorporar una cubierta, también refugio y protección solar. El uso de este tipo de diseño, que procede de los resorts, se ha extendido a las piscinas particulares. Cama con dosel Costa Rica,
de Leroy Merlin, en aluminio y ratán sintético (1.199 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Patio andaluz

Tan bonita que parece de cuento, esta alberca penetra en una gruta calcárea natural; se encuentra en una casa sevillana rehabilitada y en origen, no existía. De pequeñas dimensiones, gana encanto con la arquería de columnas, el muro de piedra y la vegetación. Al borde del agua, silla popular andaluza. Decorador, Javier González Sánchez-Dalp.

Crear atmósfera
La elección de los revestimientos del entorno es clave para definir el estilo de la piscina. Aquí, el muro de piedra y el suelo en espiga -similar, el pavimento Abadia, de Grespania- aportan múltiples tonos y texturas a este recoleto patio, que gana aún más naturalidad con las trepadoras y las plantas en maceta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rústico renovado

El color de la pileta influye, y mucho, en los exteriores con piscina. Aquí, el gresite verde suma frescura al jardín de esta casa mallorquina, donde los verdes del árbol frutal que proporciona una agradable sombra, los arbustos en hilera y, sobre todo, la pradera, han creado un paraíso green. Maceteros, de Fronda. Piscina climatizada, instalada por Grau & Juan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Exotismo

El mobiliario curvado de esta idílica zona de estar armoniza con la forma sinuosa de la piscina. Bordear el área con arbustos, palmitos y sterlitzias gigantes fue un acierto porque el espacio resulta más acogedor. Muebles, de Belén Domecq Store.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Conexión total

La piscina aquí es la prolongación del salón, un ambiente más, ya que gracias a un gran cerramiento acristalado, los límites entre interior y exterior no existen. Proyectada con vaso desbordante, su lámina de agua queda prácticamente a ras del pavimento cerámico efecto madera clara, que contribuye a dar al entorno una imagen impecable. Decoradora, Andrea Pussin, de Organic Studio. Reforma, de LF91 Project Management.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Piezas recycled

La decoración junto a la piscina en el jardín trasero de esta casa apuesta por la sostenibilidad: varios cojines sobre palés recuperados componen un sofá extra largo y modular. Bastó con pintar los tablones de color blanco para ganar luminosidad y armonizar con el pavimento perimetral de la piscina. Textiles, de la firma Filocolore.

medidas
Si vas a reformar la piscina o construir una nueva, plantéate qué uso real le darás. ¿Pasas más tiempo tomando el sol o en el agua? o ¿quieres un comedor? Su tamaño se debe adaptar a la superficie total del exterior sin olvidar solárium, comedor, barbacoa... Si te faltan metros, la solución puede
ser adosar la piscina
a la pared.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Rodeada de verdor

Un ejemplo de cómo crear un chill out junto al agua
para realizar una cura antiestrés. La zona de descanso está formada por daybeds dobles balinesas con un diseño minimal, cuya pátina es acorde con la naturalidad del pavimento que bordea la pileta. Un acierto pleno: el gresite verde de esta entona el agua con la vegetación del jardín. Proyecto, de Tom Van Amerongen, de True Ibiza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más cómoda

Pavimentar el solárium ayuda a mantener más limpia el agua en esta piscina rodeada de un jardín terroso. En ella destaca su luminosidad y la escalera de obra, con un diseño que incluye un peldaño amplio, de poca profundidad -una playa húmeda- para refrescarse, sin necesidad de entrar en la pileta. Tumbona Camp Cot, en teca (640 €) con tejido de plástico acolchado (110 €), de Unopiù.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Protección con estilo

En esta piscina se ha instalado una valla de vidrio para evitar el acceso de los niños al agua. Una solución que aporta seguridad y se integra bien en cualquier jardín. Además, su transparencia permite disfrutar de la panorámica de la piscina desde el jardín, sin obstáculos, y también mantener el contacto visual desde la pileta hacia este. Tumbona Na Xamena, de la firma Gandía Blasco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un lujo urbano

En pocos metros un buen planteamiento sí saca el máximo partido a la terraza de un ático. Esta cuenta ahora con un área soleada con piscina y otra en sombra, gracias a una pérgola. La tarima de madera da calidez al espacio y, además, sofisticación y continuidad visual. Proyecto, de Meritxell Ribé, de The Room Studio. Butacas Roll azul, y Basket trenzada, y mesa auxiliar Vieques, de Kettal. Plaid y cojines, de La Maison Barcelona.

¿Te animas?
Realizar una piscina en un ático lo revaloriza, pero antes hay que cerciorarse bien de si es posible hacerla. Confía en un profesional a la hora de asesorarte; calculará el peso de la piscina, el del agua y el peso máximo que puede soportar el forjado. El resultado te permitirá disfrutar de un oasis particular.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior