Actividades al aire libre que te ayudarán a librarte de la ansiedad

Ponte las zapatillas de caminar, sal de casa... ¡y respira!

Cuando el estrés empieza a pasar factura, lo peor que puedes hacer es quedarte en casa (salvo que necesites una cura de sueño). Por eso te proponemos varias actividades relajantes y placenteras para realizar al aire libre... ¡y recomponer los chacras!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Senderismo

En soledad o en compañía, el senderismo es perfecto para despejar la mente mientras disfrutas del paisaje, ya que no te supondrá un esfuerzo excesivo como si fueras a la alta montaña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Yoga

¿Qué te vamos a contar que no sepas? Bueno, una cosa sí, y es que si practicas yoga al aire libre en un entorno natural, ¡volverás flotando a casa!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sentarte frente a un lago

Todo lo que signifique contemplar agua te vendrá genial para aclarar la mente y buscar solución a esos problemillas que te afectan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Pasear con tu mascota

Elige un lugar bonito y tranquilo, como un bosque o un parque natural, y date el lujo en compañía de tu amigo del alma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Escucha los sonidos del bosque

Túmbate sobre la hierba, cierra los ojos, e intenta focalizar la mente en la procedencia de todos los sonidos. Cuando te des cuenta, te habrás olvidado del estrés y te sentirás en conexión... ¡con los pájaros!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Abraza un árbol

La forma más directa y sencilla de recibir energía de la Madre Naturaleza es abrazando un árbol. Pruébalo, ¡te aseguramos que repetirás!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Recoge flores

Ya sean margaritas o cualquier otra flor, el colorido y el olor te quitarán la ansiedad, y encima, ¡tendrás un bonito ramo al llegar a casa!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nada en el mar

No, no es lo mismo que hacerlo en la piscina, y es que el mar es naturaleza viva, desconexión, paz, sosiego... Y cuando salgas del baño, dormirás tan profundamente que pensarás que has vuelto a la infancia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior