Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

10 Plantas y flores que son venenosas para gatos y perros

Los dueños de mascotas deben tener cuidado al elegir las plantas para su jardín o para el interior de la casa.

Los lirios, los tulipanes y las azaleas pueden ser preciosas plantas, pero pueden ser mortales para los gatos y los perros si las ingieren o entran en contacto con ellos.

Algunas son fáciles de evitar, como las plantas de la patata o las tomateras, pero otras pueden ser más difíciles de mantener a raya como las hierbas más comunes del campo, y los dueños de mascotas deben vigilar a sus animales después de cada caminata y revisar las hierbas que puedan crecer en su propio jardín.

"Una planta puede ser absolutamente hermosa y aromática, pero muy peligrosa para un gato o un perro", explica un portavoz de BillyOh.com. "Así que, cuando estés decidiendo qué plantas poner en tu jardín, o incluso una maceta para dentro de casa, primero verifica que no sea tóxico para tus mascotas. Si tu mascota muestra algún signo de haber ingerido veneno, como vómitos, diarrea, debilidad o confusión, busca asistencia veterinaria de inmediato".

BillyOh.com ha creado una lista de 10 plantas peligrosas que los dueños de mascotas deben conocer...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tomateras

Las hojas son tóxicas para gatos y perros, por lo tanto, si cultivas tomates, debes asegurarte de que los animales no puedan acceder a ellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Patatas

Las patatas verdes o crudas son peligrosas para los perros, y las hojas también. Asegúrate de que tus mascotas no puedan acceder a ellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cólquico o narciso de otoño

No debe confundirse con el azafrán de primavera (que también puede causar vómitos y diarrea), todas las partes de esta planta son tóxicas. Puede causar daño hepático y renal, convulsiones y muerte. No en vano se la conoce como mataperros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lirios

Todas las partes de lirio son tóxicas para los gatos (incluso una hoja o un pétalo puede ponerlos muy enfermos) y algunos tipos son venenosos para los perros también. Incluso son tóxicos para los caballos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Tulipanes

Son miembros de la familia de las liliáceas, por lo que no es sorprendente que también sean tóxicos para gatos, perros y caballos. Las toxinas tulipalina A y tulipalina B se encuentran dentro de los bulbos de tulipán, así que si sospechas que tu mascota se ha comido alguna parte de la planta, busca asistencia veterinaria inmediatamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nandina

También conocido como bambú sagrado o Bambú divino, produce bayas rojas que son muy bonitas, pero peligrosas. Contienen glucósidos cianogénicos, que liberan cianuro de hidrógeno cuando se mastican.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espigas

Las espiguillas que llevan las semillas de esta hierba son verdaderas púas y están destinadas a enterrarse en la tierra para después germinar, pero esto también significa que pueden penetrar el cuerpo de un animal y dañar órganos internos. Los oídos son especialmente vulnerables.

Es casi imposible evitar esta hierba común, pero puedes revisar el cuerpo de tu mascota (especialmente los puntos de entrada, como las orejas, la boca y los ojos) después de una caminata, y arrancar -no cortar- cualquier espiga  que veas en tu jardín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cycas

Estas plantas ornamentales son muy venenosas para gatos y perros. Toda la planta es peligrosa, pero las nueces son las peores. Si crees que tu mascota ha podido ingerir alguna parte de la plantra, llévatelo al veterinario inmediatamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Semillas de ricino

La ricina es un veneno bien conocido y está presente en la semilla de la planta del aceite de ricino, aunque todas las partes de la planta son tóxicas también. Incluso una pequeña cantidad puede envenenar a un gato o un perro y causar espasmos, temblores, convulsiones, comas o la muerte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Azaleas

Un tipo de rododendro, las azaleas contienen una sustancia venenosa llamada grayanotoxina, que puede causar vómitos, diarrea e incluso ceguera y comas en gatos y perros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior