Cómo crear zonas acogedoras a la sombra en tu jardín

Si tu objetivo es disfrutar del verano a cualquier hora del día, descubre cómo conseguir una zona acogedora que te proteja de los rayos solares.

image
1 de 11
Techo de poliestireno

La apariencia frondosa añade frescor, pero su mantenimiento requiere podar de forma regular las ramas para evitar que dañen la cubierta. La pendiente del techo es clave para facilitar el desagüe en las épocas de lluvia y evitar goteras sobre la bancada de obra. Sillones, de Todo Jardín. Mesa, de Real Mosaic. Perro y chal, de Esteoeste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Con techo de madera

Las vigas que soportan una estructura de lamas son un clásico a la hora de crear zonas de sombra. Para evitar filtraciones de agua, conviene instalar en la cubierta una tela asfáltica aislante. En este caso, una plataforma de microcemento eleva el porche respecto del nivel del suelo. Las cortinas, ligeras, protegen del sol el interior -con un banco de obra en forma de L y cojines- a medida que la orientación varía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Techo desplegable

Se despliegan solo cuando incide el sol y, además de ofrecer sombra, refrescan la fachada y el interior de la vivienda. Los modelos con cofre incluyen un cajetín para recoger la lona cuando no se usa y minimizar el desgaste. Es importante que éste sea estanco, para evitar filtraciones de agua en invierno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Cubierta fija de cañizo

Utilizada en la arquitectura de exterior tradicional, el calor asciende y se filtra entre las cañas, evitando así el efecto invernadero. Conjunto relax Twist, de El Corte Inglés, con estructura de aluminio revestida con fibra sintética: sofá con asiento y respaldo desenfundables, dos sillones a juego y mesa con tablero de cristal templado (1.895 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Pérgola con tejido enrollable

La estructura Xtesa, de la firma Ke, se compone de módulos de aluminio con toldos que se enrollan -en lugar de recogerse tipo paquetto-, motorizados de forma individual, por separado. Hermética al agua, su resistencia al viento es alta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Sombrilla para el balcón

La sombrilla Flisö tiene la forma perfecta para adosarla a la pared de una terraza mini, y una lona con protección 25+ contra rayos UV y 96% contra radiación ultravioleta. Sombrilla, en 160 x 100 x 157 cm mínimo de altura (49,99 €). De Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Parasol de bambú

Al margen de pérgolas y porches, resulta sencillo organizar una zona de sombra en el jardín o la terraza con una sombrilla. Lo ideal es que la lona tenga algún tratamiento impermeabilizante para dejarla al aire libre sin temor a que una tormenta de verano la deteriore. Parasol Lily, de bambú y algodón resistente al agua (130 €) y soporte de madera (100 €). Tumbona Riviera, de ratán, con cinco posiciones (385 €). Todo, de Affari.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Pérgolas con techo móvil

Las pérgolas con techo móvil se pueden accionar de forma manual o motorizada. Los últimos sistemas incluyen sensores de viento y sol, que recogen y despliegan el techo de manera automática. En el interior de esta pérgola con estructura, suelo y banco de pino teñido y barnizado, destacan las mesas de centro blancas con luz, de Biosca & Botey.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Toldos cortaviento

Además del sol y el calor, las terrazas de las casas costeras se enfrentan a fenómenos eólicos en sus zonas de sombra. Los toldos cortaviento, que se deslizan por guías laterales, garantizan una estancia tranquila. De A.M. para La Redoute Interieurs: mesa de acacia tratada contra los rayos UV (289 €) y sillas (69,46 € cada una).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Cama con doble tumbona

El concepto de cama al aire libre, propio de spas y resorts, también se adapta al jardín privado para crear una zona de sombra. La cama con doble tumbona Luxe, de Conforama, con cabezales regulables y parasol, está realizada en ratán sintético, resistente al agua. En 150 x 200 cm (539 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Lonas acrílicas

Adosado a la fachada de la vivienda, se convierte en una ampliación de ésta. Para disfrutar de él a cualquier hora del día, conviene instalar cortinas que atenúen el sol directo. Las lonas acrílicas ofrecen una adecuada protección solar, ya que absorben y reflejan los rayos UVA. En este caso se eligieron blancas, a tono con las puertas, ventanales y el techo de madera machihembrada. Sillas, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior