Ideas primorosas para decorar el jardín

Sencillos, divertidos y muy originales son estos detalles que hemos seleccionado para compartir con tus amigos, con tus hijos o con tu mascota. Disfruta el jardín o decora la terraza con estas ideas.

image
1 de 12
Contenedores decorados

Forra unas sencillas latas de conservas con papel pintado, puntillas y lanas de colores. Te servirán para tener a mano pinturas o lápices sobre la mesa de trabajo o como improvisado tiesto en el que plantar perejil. Colocado en la cocina será útil y decorativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Un jardín redondo

Además de convertir una rueda vieja en un cómodo asiento, puedes transformarla en una práctica jardinera donde introducir macetas de hierbas aromáticas que impregnen de perfume el jardín. Lávala bien y cuando esté seca, dale una mano de imprimación y píntala a tu gusto. Materiales, de venta en Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Invéntate un parasol

Anuda una tela a unos palos recogidos de una poda y clavados en el suelo y fabrícate un parasol en un periquete. Te dará sombra y te protegerá si hace aire. Lija un poco las ramas y píntalas de colores. Pintura acrílica al agua, de Leroy Merlin. Visillo, de Ikea. Colcha de ganchillo, de Usera Usera. Bajo la atenta mirada del perrito Burton, Laura lleva un vestido largo de Women’s Secret, y chaqueta calada y pamela azul, de Springfield Woman.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Comederos para los pájaros

Si te gusta tener pajarillos revoloteando a tu alrededor, hazles unos comederos. Solo tienes que pegar con silicona un par de cuencos en los extremos de unos palos que clavarás en el suelo. Platos, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Plantas en cáscaras de huevo

Mira qué idea tan divertida para decorar una mesa de verano: vacía, limpia y rellena unas cáscaras de huevo con tierra y semillas de plantas aromáticas. Riégalas y verás lo pronto que brotan. Tras la comida, regálaselas a los comensales para que cuando lleguen a su casa las planten en macetas. Hueveras, de El Almacén de Loza. Servilleta, de A Loja Do Gato Preto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Un florero con corchos

Elige un jarrón grande de boca ancha y coloca una botella de cristal dentro, que esconderás con múltiples corchos. Llena la botella de agua e introduce unas flores o unas ramitas de perejil. ¡Tendrás un florero nuevo y muy bonito para decorar la cocina! Banco, de Los Peñotes. Alfombra, de Usera Usera. Puf, de Ikea. Cojín malva, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Semillero en huevera

Forra con papel transparente de cocina una huevera de cartón, rellénala con tierra e introduce unas semillas en cada hueco. Mantén siempre húmeda la superficie para que germinen. Pega un papel bonito en el interior de la tapa para adornarlo. Colócalo como centro de mesa y sorprende a tus invitados. Cojín, de Usera Usera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Un móvil con sonidos

El secreto está en equilibrar bien los pesos. Coge unas ramas y cuelga hilos con cascabeles, pulseras o mariposas ¡verás qué entretenido! Mariposas autoadhesivas y visillo, de Ikea. Taburete, de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
De la huerta a la mesa

Fresas, perejil, orégano, cilantro... construye tu propio huerto y cuélgalo de un árbol en el jardín. Recicla las bolsas de naranjas y forra su interior con un trocito de arpillera. Rellénalas de tierra, planta lo que quieras y riégalas. Ata bien las bolsas a las ramas porque pesarán bastante. ¡Y a esperar! La tela de arpillera es de Ribes y Casals.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Floreros de exposición

Sujeta con unas abrazaderas unas botellas de cristal a troncos estrechos, palos o vallas y adórnalos con rafia, tela o lana. Llénalas de agua y flores silvestres. Abrazaderas, de Leroy Merlin y guirnalda de mariposas, de Verdecora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Un candelabro con agujeros

Da forma a la tela de gallinero y sujétala enganchando sus extremos. Con unos alicates, haz el asa de cada vasito de yogur, mete las velas y cuélgalos con cuerda. Para que los ganchos en forma de S no resbalen en los dos palos, fíjalos con una gota de silicona caliente. Materiales, de Leroy Merlin. Taburete, de Filocolore. Alfombras y plantas, de Ikea. Tela de cortina, de Casamance y celosía de ratán, de Los Peñotes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Un abanico de bolsos

Transforma unos manteles individuales de fibra en divertidos bolsos de mano de colores. Dóblalos por la mitad y cose los laterales con cinta fina y aguja de lana. Para cerrarlos, utiliza cinta elástica ancha, cosida al borde y decorada con unos madroños. Sujeta la cinta con unos corchetes grandes o con Velcro. Jarras, de Fronda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior