La decoracion al aire libre

Organiza un picnic, saca la mesa al jardín, disfruta de la sensación de plenitud mientras el sol acaricia tu piel... Y para decorar esos momentos, nada mejor que muebles de madera lavada, tonos románticos, porcelana y tejidos multiflores.

image
1 de 6
Un jardín de sensaciones

Es domingo y el día está despertando con el murmullo de la tranquilidad como fondo. Es el escenario perfecto para disfrutar del desayuno sin prisas. Con una mesa de hierro, unas sillas recuperadas y unas tostadas de mermelada casera conseguirás detener el tiempo. Puedes encontrar un conjunto similar al de la foto en el catálogo de la firma Unopiù.
Muebles de hierro: Una tendencia que nunca pasa de moda: dar valor a las piezas con solera y combinar lo antiguo con lo nuevo. Los muebles de hierro son resistentes; sólo tendrás que aplicar una mano de pintura antioxidante y colocar unos mullidos cojines para disfrutar de ellos durante muchos años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 6
Una comida informal

Prepara un almuerzo desenfadado, tipo bufé, en el que cada uno se sirva en su plato. Presenta todas las delicatessen que prepares sobre una mesa alargada (un tablero con borriquetas te será muy práctico). Para evitar invitados inesperados, cubre los alimentos con campanas de colores (de venta en Casa).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 6
Muebles de madera natural

Los muebles artesanales tienen mucho encanto; es el caso de las piezas de madera lavada. Si a este acabado le unes un diseño rústico y lo combinas con una vajilla delicada, el éxito de la composición está asegurado. Es perfecto para una merienda con sabor a campiña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 6
El rincón del jardinero

Si eres de las que se puede pasar horas bajo el sol cuidando de las plantas, reserva una esquina del patio o del jardín para contemplar tu trabajo. Agrupa las flores en diferentes macetas y recipientes y fija una escalera vieja a la pared para organizar en ella las herramientas. Regaderas, similares en Casa.
Detalles reciclados: Hazte con unos palés o con unas cajas de madera de las que se utilizan para transportar fruta, líjalas, aplica una capa de selladora y después una mano de pintura para exterior. En ellas puedes crear tu pequeño huerto con plantas aromáticas. Identifica cada una con su nombre para que no haya dudas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 6
La pátina del tiempo

La exposición a la intemperie deja huellas imborrables en los muebles de exterior. Tendemos a recuperar su apariencia, sin embargo, si quieres impregnar un rincón de tu patio del sabor de lo antiguo, mantén un par de sillas que reflejen la herencia que deja el paso de los años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 6
Una comida en el jardín

¿Una ocasión especial y el tiempo acompaña? Olvida el menaje de plástico, date un capricho y mete en la cesta platos de porcelana y vasos de cristal. Transpórtalos con cuidado y utiliza el mantel para evitar que choquen entre sí en el trayecto. Jarras de cristal, similares en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior