Tu jardín privado

9 formas de utilizar las plantas para crear mayor privacidad en tu jardín.

Estar sentado en el patio podría ser más agradable si no tuvieras a los vecinos espiando desde los cubos de basura (o a los vecinos espiando en pijama). Con el tamaño de las parcelas cada vez más pequeñas, mucho de nosotros vivimos más cerca de nuestros vecinos de lo que hubiéramos querido. Y aunque a veces es suficiente con una valla para bloquear determinados puntos de vista, no siempre son prácticas. "Las cercas y vallas pueden hacer sentirte confinado y además, a menudo llaman la atención y dejan dibujar al ojo lo que hay detrás en vez de camuflarlo", dice J'Nell Bryson, arquitecto paisajístico con sede en Charlotte, Carolina del Norte. En su lugar, deja que la madre naturaleza haga este trabajo siguiendo estos consejos. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Haz tus deberes

Antes de hacer compras compulsivas en el centro de jardinería, lee acerca de todas las opciones. Busca plantas que le vayan bien al terreno en el que vayas a plantarlas informándote sobre tu zona. En el vivero, pregunta por las plantas que mejor han luchado en los últimos años contra las inclemencias del clima y, lo más importante, lee la etiqueta de la planta. Colocar una planta a pleno sol cuando es de sombra, es una auténtica pérdida de tiempo y dinero. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Invierte en plantas de gran tamaño

¿Has encontrado un gran recipiente para colocar un gran número de pequeños arbustos pero aún tienes que esperar mucho tiempo para que esas pequeñas plantas puedan ocultar tu privacidad? "Cuando sea posible, compra menos plantas pero a lo grande", dice Bryson. "Las plantas más grandes crean un impacto de inmediato. Yo prefiero colocar una sola planta en un contenedor de 2 o 3 metros de altura a 20 macetas pequeñas que no van a proporcionar el mismo efecto en años". 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Piensa cómo será la planta en el futuro

Es un error común no pensar en lo que grande que se pondrá una planta en un par de años. "Usa la planta adecuada en el lugar correcto", dice el paisajista Dean Hill. "Si tienes una gran parcela y quieres dejar hueco para mostrar un camino de acceso, puedes utilizar grandes árboles de hoja perenne como los abetos. Pero si quieres separar una zona de estar en el patio para los niños, es necesario que las plantas más pequeñas no saturen el espacio en el futuro, pensando en que esas pequeñas plantas algún día madurarán y crecerán". 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Aprende a crear capas

Evita plantar un sólo tipo de especie en la misma línea. "Podrías perder toda la protección en una temporada con un sólo ataque de una plaga o una enfermedad", dice Bryson. Además, las plantas no crecen en filas ordenadas en la naturaleza. Para un efecto más natural, crea agrupaciones de plantas para crear una "maraña" capeada. Escalona unos arbustos de hoja caduca, un par de árboles de hoja perenne, un grupo de gramíneas perennes a lo largo de toda la línea... "Es más atractivo, ya que añade profundidad y dimensión gracias a las diferentes alturas, colores y texturas", dice Bryson. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Planta con precisión

Incluso un solo árbol puede proporcionar protección suficiente en determinadas situaciones. Determina exactamente lo que necesitas para ocultar lo que quieres. ¿La vista del garaje desordenado? ¿O quieres disfrutar de tu café por la mañana fuera de la vista de los coches que pasen? Antes de sembrar, muévete alrededor de la zona donde vas a plantar para averiguar el lugar que ofrece la mejor cobertura, dice Bryson. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6. En vertical

Si el espacio es limitado, considera el uso de soportes que proporcionen altura o utiliza plantas trepadoras como un rosal o una hiedra. "Un enrejado vertical con enredaderas puede crear privacidad en las áreas pequeñas", dice Hill. "Hay un montón de opciones en el mercado pero también se puede hacer un DIY con algo de madera o metal". Las plantas que crecen naturalmente en forma de columna como los tejos, los enebros o el bambú también funcionan bien en espacios reducidos, dice Hill. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7. Redirige la atención

En lugar de tratar de ocultar una vista desagradable, atrae la mirada lejos de la zona creando un punto focal en otro lugar, sugiere Bryson. Un gran macetero de cerámica rebosante de plantas coloridas, una fuente rodeada de lirios o brillantes sillas de madera de color azul bajo un árbol sirven como acentos de jardín que captan el interés y mantienen los ojos fuera de las cosas que no interesa que se vean.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
8. Sé realista a la hora del mantenimiento

Piensa en la cantidad de tiempo que vas a invertir en tus plantas, dice Hill. "He visto propietarios subidos a escaleras tratando de podar altos setos en un cuarto de hora para mantener su privacidad", dice Hill. Los setos bien cortados requieren más esfuerzo para darle un aspecto más natural e informal. Decide con qué frecuencia dedicarás un rato a las tijeras de podar cada fin de semana antes de plantar nada. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
9. Aprende a pedir ayuda

Si no sabes por dónde empezar, considera la opción de contratar a un diseñador para elaborar un plan maestro para tu patio. El diseñador puede instalar el proyecto en varias fases y explicarte cómo hacerlo en el tiempo. "Un paisajista, diseñador de jardines u horticultor puede ayudar a planificar todas las necesidades inmediatas y futuras del paisaje", dice Hill. "Un plan maestro es como la parte delantera de la caja de un rompecabezas que muestra cómo todas las piezas individuales se reunirán para completar el gran cuadro". 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo