Claves del estilo rústico

Los materiales tradicionales y la sencillez de los objetos cotidianos bastan para recrear el aire rústico. Inspírate en estas ideas para decorar con encanto una casa en el campo.

image
1 de 12
El porche.

Típico de las casas rurales, en especial de las situadas en zonas húmedas, tiene una doble función. Por un lado, protege la entrada de la vivienda del azote de la lluvia, de ahí que la cubierta de madera se haga inclinada para facilitar la caída del agua y se remate con tejas. Por otro, asegura una agradable zona de sombra. Porche proyectado por los arquitectos Gonzalo Cervera y Pilar Rivera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
La puerta.

Siempre debe ser de madera, y garantizar una buena estanqueidad o, incluso, la posibilidad de blindaje. Si tiene cuarterones que se abren de forma independiente, facilitará la ventilación y la entrada de luz. Puedes recuperar puertas originales y tratarlas contra los xilófagos o encargar una réplica a medida. La empresa Conely reproduce puertas inspiradas en modelos antiguos. Puerta del hotel Biniarroca, en Menorca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
La arcada.

Delimita el paso de una zona a otra del jardín con un murete de piedra rematado por un arco. Planta a su lado variedades trepadoras, como buganvillas o hiedra, para cubrirlo con un tapiz natural fresco y colorido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
La escalera.

¿El terreno tiene distintas alturas? Salva el desnivel con una escalera hecha con materiales naturales, como piedra o troncos, y evita el cemento. Unas ramas pueden servir de barandilla. Escalera, de la Posada La Cartería.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
La ventana.

Por pequeña que sea, siempre puedes realzarla enmarcándola con piedra de sillería o un blasón. La empresa Época Samara rehabilita y vende materiales de construcción antiguos. Y en Almagra y Siena realizan ventanas con diseños tradicionales, pero estancas y con doble acristalamiento. Ventana, de La Casona de Suesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
La alberca.

Para refrescarte en verano, no hace falta tener una piscina olímpica. Una pequeña alberca es suficiente para aliviar el intenso calor, y durante las épocas de frío puedes transformarla en un bonito estanque con nenúfares. El arquitecto Enrique Bejines diseñó ésta con una cubierta de pino que se protegió con barniz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
El portón.

Garantiza la intimidad de tu casa con un portón. Evita a toda costa las puertas metálicas -parecen de garaje- y busca un modelo de madera con tachuelas. En Portae venden portones y puertas antiguas restauradas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
La galería.

Es imprescindible para disfrutar del exterior bajo techo en zonas lluviosas. Si las vigas son antiguas, se pueden limpiar con chorros de arena y tratar contra la humedad. Galería del hotel Casa Doñano, en Lugo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
La pila.

Las tradicionales pilas de piedra donde nuestras abuelas se afanaban para limpiar la ropa merecen una segunda oportunidad. Utilízalas como fuente y decóralas con macetas. En Ferretería Ortiz encontrarás griferías de latón de aire antiguo que encajarán bien con el estilo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
La hamaca.

Aunque no tengas árboles, no renuncies a disfrutar de relajantes siestas en una hamaca. También puedes colocar una en la terraza, colgada de tensores anclados a la fachada y a un pilar. Sitúala a la altura de tus piernas para que te resulte fácil subir y bajar de ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
La senda.

Si dispones de un jardín, señala el camino desde la entrada hacia la casa. Para que no crezca encima ningún hierbajo que te obligue a limpiar cada dos por tres la senda, realízala con piedra y cemento. Paisajismo, de Felipe Durán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
La cerca.

Aunque su función original era evitar que el ganado entrara en la casa, sigue teniendo encanto para separar el patio del jardín o el campo. Protege las tablas de madera de la humedad con Xyladecor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior