Nuevos diseños para la zona de piscina

Aguas cristalinas, días soleados y ganas de darse un chapuzón… Sumérgete en estas propuestas de piscinas.

image
1 de 10
Piscina desbordante

Las piscinas desbordantes permiten disfrutar del horizonte y el paisaje sin barreras visuales. Las infinity pools se asocian a hoteles y  alojamientos de luxe... pero su demanda crece también entre particulares. Si la panorámica lo merece, interesa informarse. Funda de cojín (19,99 €) y toalla (22,99 €), de Zara Home.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Mecedora para exteriores

Rectangulares, circulares, ovaladas, con curvas, en L y, también, con forma orgánica y trapezoidal; en estas últimas, ningún lado es paralelo a otro, como se puede comprobar en esta piscina de una casa menorquina. El trazado del vaso se adapta a la planta del jardín y la superficie, aunque se suelen tomar como referencias la fachada de la casa
o el muro que delimita la parcela. Mecedora, de Anglada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Sombrilla con lona de poliéster

Zambullirse en el agua es el mejor método para combatir el calor, pero también conviene crear un área de sombra en el solárium. El objetivo es doble: evitar la exposición prolongada al sol, y además, convertir esa zona en un ambiente más fresco, destinado a comedor o zona de estar. En esta piscina, con lamas de madera en un extremo y un alcorque lineal con arbustos y piedras en el opuesto, se colocó la sombrilla Ligurien, de Bauhaus, en aluminio, con tres posiciones, para adaptarse al movimiento del sol, y 3,50 m de diámetro, su lona de poliéster tiene protección UVA 50+ (399 ).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Alfombra para exterior

Con la decoración del entorno de la piscina se transmiten diferentes sensaciones. Apuesta por pinceladas de color, si quieres que adquiera un aire más alegre y festivo. Cojines, toallas, macetas, faroles y hasta los vasos de refresco y el menaje para el picoteo añaden una dosis extra de color, que sienta tan bien a la piscina. En suelos, se llevan las alfombras de exterior de vinilo tejido, con patrones geométricos y colores en marcado contraste, que se limpian con agua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Tarimas para exterior

En este jardín, la piscina comparte espacio con varios ambientes, comedor, solárium y barbacoa. Proyectada en paralelo con la fachada, es estrecha y rectangular, y sus dimensiones son proporcionales a la superficie global del exterior, de modo que el reparto para cada zona es equilibrado. La diferencia de pavimento y alturas delimita cada área, pero el blanco de la fachada se repite en el jardín para dar cohesión al conjunto. Tarimas para exterior, similares, en Exterpark.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Sofá con chaise longue

Resistencia y buen diseño, son los requisitos que debe reunir el pavimento que rodea la piscina. Es básico que su pisada sea agradable y que tanto seco como mojado, sea antideslizante. En cuanto a los materiales, hay una gran variedad de piedras, cerámicas, maderas naturales y tecnológicas tipo composite. En esta piscina, se instaló el pavimento Pucté, con lamas de madera tropical, de 1,50 x 0,10 m (65 /m2). El mobiliario Suecia, con sofá, chaise longue y mesa, es de ratán sintético y aluminio (1.199 ). Todo, de Leroy Merlin.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Silla para exterior

En un espacio reducido se construyó esta piscina, que parece más larga con el acertado uso de los revestimientos. Adosada al muro en uno de sus extremos, está flanqueada por tarimas, con las lamas dispuestas longitudinalmente, que se prolongan en la pared. El tramo de muro entre ambas, que coincide con la anchura del vaso, se dejó en blanco, de modo que el reflejo de la luz natural en su superficie da una luminosidad extra a la lámina de agua. Proyecto, del estudio Mill-House. La silla Comback, de Patricia Urquiola para la firma Kartell, es apta para exteriores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Surtidor de estética vintage

Una piscina que evoca los depósitos de agua para riego, pero con una instalación que permite el baño. Sus materiales deben conservar la esencia rural de los originales. La frondosa vegetación pone el frescor en esta piscina de pocos metros. En otros casos, cuando están adosadas a un muro, ese aire retro se potencia con un surtidor de estética vintage a modo de fuente; escuchar el sonido del agua al caer es un placer.  

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Solárium con suelo de madera

Profundidad, forma y superficie de la piscina son importantes, pero, ¡el color de la pileta también! De él depende el efecto que produce el agua. ¿Es mejor un solo color o alternar? Los arquitectos apuestan por tonos que armonicen con el entorno: playa, campo, ciudad... y, por ejemplo, combinar varios tonos aumenta la sensación de movimiento del agua. En el proyecto del estudio CMV Architects, se combinaron gresite blanco con varios tonos verdes. A destacar, la zona de solárium se pavimentó con madera de ipe, más resistente al desgaste que el césped.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Pisicna revestida de piedra gris

Espectacular, la piscina parece un elemento natural del paisaje por su ubicación, diseño y materiales. Adaptar el área de baño a la ladera, para evitar grandes movimientos de tierra, fue un acierto en este proyecto del arquitecto Miguel Ángel Lacomba, donde la piscina, revestida con piedra gris de Binissalem, parece asomarse al jardín. La piedra autóctona del muro, que acota la zona, armoniza con la tarima de ipe y el entorno de pinos y encinas, al tiempo que aporta un aire rústico al área de baño. Tumbonas, de Mestre Paco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior