¡Tengo un perro! Cuidados básicos

Si habéis decidido añadir un nuevo miembro de cuatro patas a la familia, valora previamente los cuidados y necesidades básicas que necesita para saber si se adapta a tus necesidades. Es el primer paso para una tenencia responsable y feliz. 

Tener un perro conlleva una serie de cuidados básicos que has de conocer si has decidido incorporar un nuevo miembro en la familia. Además, también requiere unas necesidades básicas de espacio y deberás conocer algunas claves fundamentales de sus comportamientos para que no te pille por sorpresa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Conocer todo esto antes de llevarlo a casa te ahorrará alguna que otra sorpresa y, sobre todo, ayudará a evitar el abandono por imprudencia o desconocimiento.

Vacunas

Igual que las personas, los perros requieren de unos cuidados veterinarios fundamentales. Las vacunas necesarias cuando son cachorros evitarán enfermedades graves que deterioren en el futuro la vida de tu perro de forma temprana. Además, debes tener en cuenta a la hora de hacer tus presupuestos la desparasitación (tanto interna como externa), para evitar parásitos y picaduras que pueden provocar graves y, en ocasiones, letales enfermedades. La leishmania por ejemplo, es una de ellas. Esta enfermedad la provoca la picadura de un mosquito y crea graves problemas en el animal que pueden llegar a causar la muerte. Se evita con collares desparasitarios que actúan especialmente contra esta especie. Cuanta mayor seguridad, mayor felicidad para ambos.

Micro chip

Los propietarios de animales están obligados por ley a incorporar en su mascota un micro chip con sus datos que ayude a dar con él en caso de pérdida. Un gasto obligatorio que evitará, en el caso de que tu perro se escape, que acabe en la perrera.

Comportamientos

Los perros requieren de una gran actividad física. Sean grandes o pequeños, las rutinas diarias de juegos y paseos al aire libre harán que pueda liberar tensiones acumuladas cuando se quede solo. Privarle de ello no hará sino acelerar los temidos destrozos. De cachorros, será inevitable que tu perro sienta atracción por morderlo todo. Suele suceder cuando comienzan a fortalecerse sus dientes. Puedes evitarlo con juegos inteligentes como los Kong, que incorporan comida dentro y mantendrán entretenido a tu perro durante un largo periodo de tiempo o con los clásicos huesos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Alimentación

Otro pilar fundamental a tener en cuenta para que tu mascota goce de una gran calidad de vida es aportar la alimentación que necesita de acuerdo a sus necesidades. Elige alimentos especialmente diseñados para ellos. Dar de comer a tu perro con tu comida no hará más que provocarle enfermedades por posibles deficiencias alimentarias u obesidad. Prevenir de forma temprana hará que puedas tener un perro sano y feliz.

Higiene

Los baños con productos especiales así como los cepillados diarios para eliminar el pelo muerto harán que tu perro esté mucho más guapo… y tu casa más limpia. Para los malos olores, puedes mezclar unas gotas de vinagre blanco en su champú habitual. Conseguirás un neutralizador natural de olores.

Antes de incorporar a tu nuevo amigo, valora si puedes facilitarle todos estos cuidados básicos. No hacerlo puede convertir tu ilusión en una desagradable experiencia para los dos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Trucos de hogar