Trucos de mantenimiento para un jardín vertical

Ya tienes tu ansiado panel verde pero ahora, ¿cómo cuidarlo? Te damos algunos consejos prácticos para mantenerlo perfecto.

La tendencia de los jardines verticales está en alza. Una vez que te has puesto manos a la obra para crear el tuyo, llega el momento de cuidarlo. Sea como sea la forma en que elegiste su creación, toma nota de algunos trucos para mantener las especies en perfecto estado de conservación, así como tu panel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si elegiste la opción de forrar por dentro el panel y plantar allí mismo las especies, el riego deberás hacerlo con cuidado. Puedes optar por las soluciones de riego por goteo en el caso de que hayas creado un pequeño huerto urbano. En el mercado existen numerosas soluciones para escoger la que mejor se adapte a tus necesidades y espacio.

Especies en mini macetas

Puedes optar al riego por inmersión una vez a la semana para evitar que el panel adquiera humedad a la hora de regar cada maceta. Si te resulta complicado sacarlas una a una, elige regaderas pequeñas, de boquilla estrecha, que te permitan controlar el conducto de agua.

Para evitar humedecer la madera, forra el panel por dentro con plástico especial de jardinería.

A la hora de elaborar tu jardín vertical recuerda que estará en contacto permanente con el agua y la tierra y adquirirá humedad. Es importante que protejas el material con barnices especiales de exterior, que evitan la corrosión.

Recuerda, también, que el buen drenaje es fundamental para el mantenimiento en perfecto estado de tu jardín vertical. El agua que se acumula puede pudrir las raíces y fomentar la aparición de hongos por lo que puedes invertir un poco más en un sistema de riego similar al que utilizan las fuentes, mediante una bomba succionadora inferior que impulsa el agua hacia arriba, regando a su vez todas las plantas. Para ello, es indispensable instalar un buen filtro que recoja todos los sedimentos y no llegue a taponar la bomba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo