Tipos y cuidados del bambú

El bambú es una de las plantas más populares y de fácil cultivo. Hazte con uno, le dará un toque de distinción a tu jardín o terraza. Te contamos cuáles son las especies más comunes y cómo cultivarlo para que crezca sano y vigoroso.

Los bambús pertenecen a la familia de las gramíneas y hay multitud de variedades distintas. Al tener un sistema radicular muy extensivo, son plantas que pueden colonizar grandes áreas.

Una de las variedades más habituales es la phyllostachys, que se caracteriza por adaptarse al clima frío y por su capacidad de extenderse libremente. El más común es el Phyllostachys Aurea, un bambú mediano que puede alcanzar unos 6 metros de altura y hasta 4 cm. de diámetro y cuyo nombre se debe a que las hojas y el tallo adquieren un tono un poco amarillento o dorado. Otras variedades dentro del género son, Nigra Boryana, Manii Decora, Bissetti, Glauca, Bambusoides, etc

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Otras variedades tienen hojas de gran tamaño y de forma palmeada. Es el caso de la Sasa Palmata, un bambú vigoroso y de gran envergadura.

Por otro lado, es habitual utilizar bambús como seto o elemento separador de ambientes. Entre este tipo, destaca la Pseudosasa Japónica, un bambú de hoja grande, que se puede guiar y podar con distintas formas.

Dentro de los bambús de menor porte o bajos está el Pleioblastus Auricoma, el más elegante de todos los bambús amarillos enanos.

Existen variedades perfectas para plantar y colocar en tiestos: son los denominados bambú Fargesia cuyas raíces son más cortas, crecen en matas apretadas y rara vez se extienden en zonas grandes. En maceta, no requiere la colocación de un drenaje; lo importante es que la tierra esté en contacto directo con el agua del platillo. Para evitar que la planta se deshidrate y asegurar su crecimiento y desarrollo, dicho plato debe estar siempre con agua. A su vez, no debemos olvidar añadir ocasionalmente un poco de abono: de este modo conservaremos la textura y follaje del bambú.

CÓMO CUIDAR UN BAMBÚ
- La mayoría de especies de bambú necesitan ser regados de manera regular, pero siempre teniendo cuidado de que sus raíces no queden sumergidas en agua durante un tiempo prolongado.
- Riega tus plantas dos veces por semana en climas templados y tres o cuatro veces en caso de que las temperaturas sean muy elevadas.
- Los bambús se renuevan cada año, siendo en primavera cuando echan nuevos brotes.
- Al ser una planta muy expensiva y para evitar que se extienda libremente y colonice una gran superficie del jardín, lo mejor es colocar una barrera antirizomas. De este modo, podremos crear, en un espacio determinado, interesantes y vistosas formaciones boscosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo