Tu jardín libre de plagas

Llega el verano y con él los almuerzos en el jardín bajo la sombrilla o las apetecibles cenas en las noches más cálidas a la luz de la luna; una maravilla de plan si no fuera por las molestas hormigas y otras plagas que nos atacan cada año al llegar el calor. Aprende a combatirlas y prevenirlas.

La plaga más común al llegar el verano son las desagradables cucarachas, que atacan tanto el jardín como el interior la casa. Suelen encontrarse en los rincones húmedos y oscuros, incluso a veces entre papeles de periódico. el problema es que matar a una no significará nada porque detrás de ella vienen muchas más, por eso es tan importante colocar tapones en las bocas de los sumideros cuando no estés usando las cañerías, porque circulan por allí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para combatirlas conviene utilizar insecticidas específicos en aerosol y aplicarlo en todos los rincones escondidos: grietas, hendiduras, sótanos, cuartos de herramientas y debajo del fregadero. Otro remedio eficaz es el ácido bórico en polvo, fácil de usar e inofensivo.

También las hormigas nos invaden cada verano con su molesta presencia. Para eliminarlas lo primero será localizar los hormigueros para aplicar en ellos uno de los muchos productos anti hormigas que se pueden encontrar en el mercado. Habrá que repetir la operación varias veces para la completa eliminación del hormiguero. Los polvos anti hormigas son así mismo muy prácticos y efectivos colocados al pie de las plantas. Como prevención, sobre todo dentro de casa, es fundamental evitar los restos de comida en el suelo o sobre las encimeras, migas de pan o sustancias dulces.

Si hablamos de las plantas exclusivamente los pulgones son una amenaza constante en la temporada estival. En esta ocasión podemos aplicar un remedio casero ecológico para eliminarlos sin dañar la planta. Es tan fácil como realizar una infusión con algunos brotes frescos de tomate, dejar que repose toda la noche y por la mañana después de colarlo debéis pulverizar las plantas contaminadas con ella.

Otra solución muy eco para combatir ácaros y mosca blanca es la mezcla de pimiento picante o guindilla con aceite vegetal y un diente de ajo. Se tritura todo, se mezcla con agua y jabón líquido biodegradable y se pulveriza con la mezcla las plantas varias veces al día. Conviene dejarla reposas 24 horas antes de utilizar la mezcla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior