Todo lo que has de saber sobre los geranios

Son el ojito derecho de cualquier patio o balcón español. Sus condiciones ayudan a querer con pasión a esta especie. Te contamos todos los secretos de esta bonita planta.

geranios
Hearst

El geranio, que llegó a España de Sudáfrica en el siglo XVIII, tiene numerosas especies y variantes que le convierten en una planta deseada por cualquiera. El geranio común, el geranio de hiedra, la gitanilla, el geranio de interior (o geranio de pensamiento) o los geranios aromáticos… Todos ellos, fáciles de cuidar y en el punto de mira de los investigadores para sacarles (aún más), todo el jugo de su esplendor.

Pocas especies requieren unos cuidados tan sencillos como esta. No es caprichoso, no necesita cantidades excesivas de agua y adora el sol. Se adapta con facilidad a cualquier entorno y da flores casi de forma ininterrumpida si encuentra las condiciones climáticas adecuadas desde primavera a otoño.

Si bien es cierto que es una planta poco caprichosa, hay que tener en cuenta que su floración encontrará su punto álgido con unas condiciones más específicas: riego austero excepto en verano que, si se encuentra a plena exposición, requiere de riegos más abundantes. El sol, su clave. De su exposición depende su floración abundante durante el verano. La falta de sol genera plantas con escasa floración bastante pobres.

Sol. Lo adoran. Para que estas plantas florezcan de manera abundante y constante, necesitan al menos seis horas diarias de luz.

Maceta. Crecen especialmente bien cuando tienen mucho espacio. Si se plantan demasiado cerca de otras variedades o su tiesto es pequeño, no alcanzan su pleno potencial de floración. Se recomienda que la maceta tenga una profundidad mínima de 18 cm y colocarla a 20 cm del resto.

Riego. A medida que aumentan las temperaturas y el crecimiento de los geranios, también lo hacen sus necesidades de agua. Lo mejor es regarlos de forma regular sin excederse; la guía sería: medio litro de agua por planta, en maceta de 20 de cm.

Fertilizantes. Se aconsejan los de liberación lenta, que suministran los nutrientes a la planta de forma controlada y prolongada en el tiempo. Puede que el fertilizante se agote antes por el calor; si las hojas cogen un tono amarillo, se recomienda agregar un fertilizante estándar para geranios u otras plantas con flores, una vez por semana.

LA MACETA IDEAL: Al contrario de lo que suele pasar con el resto de plantas, en el geranio, cuanto más estrecho es su recipiente, más abundante será su floración. Su facilidad de cuidados permiten que las macetas sean lugares perfectos para que habiten.

FLORES DE EXTERIOR: Si tienes un espacio más amplio, siempre podrás crear bonitos centros de geranios aromáticos, una especie con las hojas más rizadas que desprenden olores aromáticos muy agradables para un ambiente exterior. Combinados con otras plantas como las aromáticas verbenas o las coloridas petunias crearás zonas florales de ensueño.

Hearst

Y FLORES DE INTERIOR: En el interior, siempre podrás acudir a los geranios de pensamiento, perfectos para estancias que no están expuestas al sol directo las 24 horas.

TERRAZAS DECORADAS: Y si lo que quieres es alegrar una pared a base de hiedras, una de las variantes del geranio también te permite esta opción. Además, también puedes decorar un pequeño balcón o terraza con geranios colgantes. Esta variante es la Gitanilla, una especie de geranio muy ramificada, precoz y fácil de cuidar.

Acuérdate de abonarlos mientras estén en flor con un abono rico en potasio y fósforo, cada 15 días.

De cara a la época de verano, es muy recomendable podarlos a final del invierno para que sus brotes crezcan con mayor vigor. Durante su mantenimiento, controla las plagas de polillas del geranio (su principal enemigo) con insecticidas sintéticos. También ten cuidado con la aparición de la araña roja, favorecida por la sequedad y el exceso de calor.

Y un último truco. Si quieres que las flores crezcan más grandes, elimina los vástagos laterales, dejando únicamente las flores centrales. La planta concentrará toda su energía en esos brotes y aunque el número de flores será menor, serán mucho más grandes. Esta técnica se la conoce como el desyemado.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo