La kentia, palmeras de interior

La kentia es la palmera que más se utiliza para decorar interiores, junto con la areca.

Palmeras de interior: Kentia
Hearst

CUIDADOS DE LA KENTIA

La kentia es una variedad que no exige mucha luz, es resistente y se caracteriza por su elegancia. Con unos cuidados mínimos podremos disfrutar de ella durante muchos años.

Temperaturas: En climas cálidos y sin heladas es posible mantener la kentia en el exterior; pero si la temperatura nocturna baja de los 5 ºC, será preferible dejarla dentro de casa, aunque alejada del radiador y de las fuertes corrientes de aire.

Luz: Aunque agradece la luz natural, crece bien en rincones más sombríos.

Riego: En cuanto al riego, deberá ser cada 3 o 4 días en verano y 2 veces al mes en invierno; cuidado con el encharcamiento, es uno de sus peores enemigos. Es preferible pulverizar agua sobre las hojas y no regar en exceso el cepellón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo