Cómo camperizar una furgoneta paso a paso

¿Qué se necesita para homologar una furgoneta camper? Es hora de descubrir los pasos a seguir para disfrutar de toda una casa sobre ruedas donde poder vivir.

toyota camper
Toyota

Cada vez son más los interesados por una tendencia vacacional que ha cobrado muchísimo más protagonismo a raíz de la crisis sanitaria que aún golpea nuestro país y no es otra que las furgonetas camperizadas. La camperización de estos vehículos ha calado entre el público gracias a la versatilidad y ahorro respecto a otras opciones de recreo, por lo que muchos conductores se preguntan si es necesario homologar su camper. La respuesta es sí, y con esta guía de homologación vamos a descubrir los pasos necesarios para conseguirlo.

Auténticas casas sobre ruedas

Técnicamente, a las furgonetas camper se las conoce como furgones vivienda, es decir, se trata de unos vehículos que deben contar, como mínimo, con una cama o asiento cama, tal y como informan desde CimaLab. Sin embargo, la imaginación de los propietarios y de las empresas especializadas en camperizar furgonetas ha originado que en el mercado existan una gran cantidad de componentes que se pueden instalar en estas pequeñas casas con ruedas. Los más habituales son calefacción, cocina, baño, techo elevable, camas o asientos cama, mobiliario de almacenaje, claraboya y todo, así como las correspondientes instalaciones de electricidad y gas.

Lo primero que debemos destacar es que nadie está obligado a homologar su camper, siempre y cuando no le importe la seguridad de los ocupantes, pasar la ITV o hacerse responsable de todos los gastos en caso de accidente. La homologación garantiza todo esto, es decir, la máxima seguridad tanto para el conductor como para los acompañantes, obtener el visto bueno en la Inspección Técnica de Vehículos y gozar de una cobertura por parte de la aseguradora que más nos convenga.

Pasos para conseguir la homologación

Una vez hemos entendido de la importancia de homologar nuestra furgoneta camper, lo primero que se debe hacer es contactar con un ingeniero que se haga cargo del proyecto o con una empresa instaladora, con el objetivo de que nos ayuden a distribuir los elementos que componen la camperizacion de la mejor forma posible pues el espacio del que disponemos es limitado y conviene sacarle el máximo partido. Con la distribución clara, los documentos necesarios para conseguir la homologación son los siguientes:

  • Proyecto Técnico. El ingeniero, solo o en colaboración con la empresa especializada, será el encargado de realizar este trabajo en el que se detalla la reforma a realizar.
  • Certificado de Taller. El taller elegido será el encargado de acometer las modificaciones en base a lo indicado en el proyecto.
  • Certificado Eléctrico o de Gas. Emitido por un instalador autorizado, siempre y cuando la reforma contemple instalación eléctrica o de gas.
  • Certificado Fin de Obra. El ingeniero será el encargado de confirmar que la obra se ha completado de acuerdo a lo proyectado inicialmente.
  • Certificado de Conformidad (COC). El propietario del vehículo deberá entregar toda esta documentación, junto con la ficha técnica y el permiso de circulación del mismo, a una compañía especializada que emita este informe.

    El paso siguiente es pedir cita en una ITV para que revisen el vehículo de acuerdo a los documentos mencionados y anoten la reforma en la ficha técnica. Una vez conseguida la homologación conviene avisar a la compañía de seguros para que esté al tanto de las modificaciones introducidas en nuestra furgoneta.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Exterior