Consejos e ideas para guardar los muebles de exterior

Toca recoger el jardín y la terraza.

Comedor exterior de madera en el jardín
Hearst

Llega el final del verano y es el momento de recoger todos los muebles del jardín y la terraza. Te ayudamos a guardarlos para que se mantengan perfectos el año que viene.

Guarda bien los muebles de exterior... ¡y durarán más!

En otoño es momento de guardar el mobiliario de exterior para conservarlo para la próxima primavera.

Los muebles de rafia o madera son sensibles a la humedad, la lluvia y el sol; protégelos con una lona de poliéster y guarda en un lugar cerrado y seco. Los sintéticos son más resistentes, por lo que no hace falta que los almacenes en un lugar cerrado. Ponles algo de peso, ya que son muy ligeros, y cubre con una funda de polietileno. Cubre también con este material a los de acero o resina, para así evitar las manchas de óxido.

Barbacoas en buen estado

Caseta, de Bauhaus.
Hearst

Antes de guardar la barbacoa, límpiala a fondo sin usar productos abrasivos o disolventes. Cubre con una funda protectora, dejando un espacio entre ambas, para que tenga la ventilación adecuada y, así, evitar la condensación del agua. Si es móvil, la puedes colocar en un lugar cerrado, pero bien ventilado, como esta caseta.


Utiliza el mínimo espacio

Si tienes que dejar los muebles del jardín o de la terraza en el exterior, busca un rincón donde no molesten.

Sillas, de El Corte Inglés.
Hearst

Protege con plásticos grandes y cinta adhesiva. Aísla el almacenaje del suelo, usa unos palets para evitar la humedad. Embala los artículos por separado y envuelve todo el conjunto por la base y la parte superior.

Bajando el telón... o los toldos

Los toldos están expuestos a las inclemencias del tiempo, por lo que debes cepillarlos y limpiarlos bien.

Ambiente, de Bauhaus.
Hearst

Asegúrate que estén secos antes de cubrirlos ya que la humedad los puede estropear. Engrasa las piezas de metal móviles, bisagras y engranajes con aceite.

Almacenaje decorativo

Lámparas, parasoles, velas... son los más susceptibles de romperse o deteriorarse si los dejamos a la intemperie. Guárdalos en un lugar seco y cerrado, puedes envolverlos en papel de burbujas o periódico para protegerlos.

Baúles de La Redoute Interieurs.
Hearst

Los textiles, como los cojines, se deben lavar y dejar secar bien. No los envuelvas en plástico, ya que éste no permite a la tela respirar y puede causar hongos y moho.
Este baúl es perfecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa