Comprobado: nuestra vida cambia (a mejor) cuando tenemos una mascota

En mi caso, todo se lo debo a mi chihuahua, una pequeña (e imparable) fuente de mimos. 🐶

Chihuahua
Aran Blanche
This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

En cuanto abres la puerta del portal y subes al ascensor, ellos ya saben que estás a punto de llegar, y comienza el revuelo. Una oleada de saltos, lametones y aullidos de alegría te reciben nada más entrar en casa.

No importa que hayas salido a por el pan o a bajar la basura, porque para ellos, ver tu cara siempre es sinónimo de felicidad y entusiasmo.


Yo en concreto, no tenía ni idea de lo que suponía convivir con un perro. Había tenido hámsters y cobayas, pero nunca un can, y si te soy sincera, mi vida ya no es la misma. Puede que el hecho de vivir sola influya, no te digo que no, pero verle la carita cada mañana al despertar, y sobre todo, esa pureza en sus sentimientos, me derriten el corazón.

Aran Blanche

Pero además de ser un chute de energía y de positivismo (lo que resulta ideal en personas que padecen ansiedad o depresión), tener una mascota te obliga a dejar de lado tu ego y tus problemas (la mayoría de las veces, simples tonterías), y a responsabilizarte del bienestar de otro ser vivo.

Y créeme si te digo (aunque si tienes mascota ya lo sabrás), que esa obligación pasa a convertirse en algo sumamente placentero.

Salir a pasear se transforma en una actividad que os une por completo. Ellos disfrutan de lo lindo explorando y relacionándose con otros animales, y tú desconectas y dejas a un lado el estrés del día a día. ¿Hay algo más saludable?

Cuidarle, mimarle tanto como él a ti (o más), estar pendiente de que no le falte de nada... Al final es algo instintivo que nos sale solo.

Aran Blanche

Y tras esta pequeña reflexión, te presento a Sito, el chihuahua que cambió mi vida de principio a fin. Un perro cariñoso, juguetón, alegre, divertido, comilón... Es hablar de él y empezar a caerme la lagrimilla de lo mucho que lo quiero. De hecho, estoy escribiendo este tema mientras intento esquivar sus lametones, ¿será eso el amor de madre perruna? 😂

De paseo en mis vacaciones ibicencas.
Aran Blanche

"Tener una mascota te obliga a dejar de lado tu ego y tus problemas".
Aran Blanche
Aran Blanche
Aran Blanche
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mascotas