Las vacaciones comienzan en tu terraza

Sí, probablemente preferirías estar en una playa de Formentera antes que en casa, pero la clave de la felicidad consiste en saber aprovechar al máximo las situaciones que se nos presentan, así que... ¿por qué no utilizar los recursos que te ofrecen la terraza o el balcón para empezar a disfrutar del verano?

Colección ÄPPLARÖ de IKEA
Cortesía de IKEA

En un mundo ideal, nuestras vacaciones serían iguales que las de los niños, es decir, de junio a septiembre. Por desgracia, el universo de los adultos es algo más complicado (y estresante), y a veces no podemos permitirnos ni dos semanas de relax seguidas. Seguro que te suena, ¿verdad?

En esos casos, en lugar de recurrir al llanto fácil o recluirte en la cama cual adolescente enfurruñado por un viaje hormonal, te proponemos algo diferente: cambiar la decoración de tu terraza o balcón, diseñando un ambiente nuevo que invite a aprovechar los rayos de sol. De este modo, no solo alegrarás la expresión de tu cara, también entenderás lo importante que es sacarle partido a nuestros propios recursos (que a veces, son la mejor opción).

PEQUEÑO BALCÓN, GRANDES POSIBILIDADES

Cortesía de IKEA

Si pensabas que podías salirte por la tangente con la excusa del poco espacio, sentimos decepcionarte, porque sea como sea tu terraza o balcón, ¡hay una forma idónea de decorarlos!

En el caso de los rincones mini, lo ideal es optar por mobiliario plegable. De este modo, podrás guardarlo cuando no lo utilices, y no molestará a la vista ni entorpecerá el paso. La familia ASKHOLMEN (60 €) cuenta con un coqueto set compuesto por una mesa y dos sillas de madera plegables, que encajan en cualquier estilo y son totalmente personalizables.

LUZ QUE ENCANDILA

Cortesía de IKEA

Poner la mesa bonita no es solo elegir unos platos monos y una cubertería reluciente. Poner la mesa bonita requiere mucha atención a los pequeños detalles, y cuando se trata de la cena, más aún.

Y es que los ambientes íntimos piden a gritos una iluminación sosegada y cálida. Algo que conseguirás con un farolillo como TOPPIG (14,99 €), donde podrás colocar tu vela favorita y sorprender a tu invitado... 😉

ESPACIOS MAXI EN FAMILIA

Cortesía de IKEA

Si tienes la suerte de contar con una terraza que algunos confundirían con un sky bar, seguro que este verano piensas montar unas cuantas fiestecillas caseras. Si es así, mejor será que vayas dando unas clases online para aprender los trucos de los mejores barman, y que inviertas en un sofá amplio y acogedor, pero también resistente a la intemperie como SOLLERÖN (700 €).

PLATOS QUE ENTRAN SOLOS

Cortesía de IKEA

La subida de temperaturas no es compatible con menús de cuchara, así que más te vale ir despidiéndote del cocido hasta septiembre, y darle la bienvenida al sushi. Para conseguir que el frescor sea totalmente efectivo e invada cada parte de tu cuerpo, hazte con un menaje de mesa de materiales naturales como el bambú, como el bol BLANDA MATT (10 €), ¡y no te olvides de los palillos!

¡QUÉ SED!

Cortesía de IKEA

Volviendo al tema sobre dar una fiesta en la terraza, ¿hay algo más tedioso que tener que ir a la cocina cada dos por tres a rellenar las jarras de agua y bebidas? La respuesta es evidente. En vez de contratar un servicio de camareros que estén pendientes en todo momento, ¿por qué no colocas unos botes con grifo como FÖRFRISKNING (19,99 €), con capacidad para 5 litros, y te olvidas del asunto?

TU COMPAÑERO DE AVENTURAS

Cortesía de IKEA

De la misma manera que no concibes el verano sin sol, no deberías concebir tu terraza sin un espacio repleto de cojines como MÄRTASTINA (5 €), sobre los que puedas tumbarte a la bartola. Será como estar en un ambiente chill out, con la tranquilidad que solo puede ofrecerte el hogar. ¡Haz la prueba!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior