La historia de tres mascotas que se fueron juntas de vacaciones

Un perro con miedo a los aviones, un gato nihilista, y un chimpancé instagramer.

Perro, gato y chimpancé
Instagram

Cuando estos tres amigos tan dispares decidieron unir sus caminos para disfrutar juntos de unas maravillosas vacaciones, no tenían ni idea de lo complicado que resultaría lidiar con sus personalidades.

El perro sufría de un pánico atroz a los aviones, y en general, a las alturas. Cada vez que alguien se reía de él por su debilidad, comentaba orgulloso el día en que una vidente le confirmó que en su vida pasada había sido un piloto de aviación.

No te lo pierdas: CHIHUAHUAS, PEQUEÑOS PERO MATONES

Este, por desgracia, murió en un terrible accidente, y por eso ahora, el pobre animal sufría tanto cada vez que le tocaba subir a uno de esos artefactos del demonio. Aunque lo más gracioso de su trauma, era, sin duda, su manera de afrontarlo... Porque en cuanto su amo no miraba, se lanzaba raudo y veloz al interior de la maleta, con la esperanza de viajar protegido por los cuatro costados.

El gato, por su parte, había nacido con tendencias nihilistas. Ningún psicólogo logró conocer hasta el momento el motivo de su apatía por el mundo, pero todos sospechaban que leer a Nietzsche no debía de ser un pasatiempo muy saludable para su mente gatuna.

Te interesa: ESTAS CAMAS PARA GATOS SON LO MÁS FRIKI QUE HAY

No obstante, él insistió, y llenó su mochila de tratados existencialistas, dispuesto a concienciar a sus compañeros sobre el sinsentido de este mundo.

De todos ellos, el chimpancé era el más hipster. Siempre hablaba utilizando términos como trending topic o cool, y presumía de ser vegano. De hecho, era tan moderno que pasaba el día pegado a su cuenta de Instagram, y en este viaje, por supuesto, pensaba retratar cada momento para compartirlo con sus seguidores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Mascotas