Aprende a cuidar la flor de Pascua para que te dure más

Te contamos los secretos para que tu poinsettia dure mucho tiempo; cómo mantener los geranios en invierno y a preparar tu chimenea para que el frío no te pille por sorpresa.

Flor de Pascua amarilla
Getty Images

Uno de los rasgos distintivos para saber si nuestra planta está sana es el color verde de sus hojas. Stars for Europe te propone unos consejos para cuidarlas si están enfermas.

La Poinsettia: el lenguaje de sus hojas

Amarillas. Nos indican que las raíces están dañadas por un exceso de riego. Hazlo con
moderación. Pon una pequeña cantidad de agua a temperatura ambiente cada dos
o tres días. Cuando veas que el sustrato esté seco o que la planta no pesa al levantarla.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Verdes colgando. Las corrientes de aire y el frío suelen ser la causa de la pérdida de hojas aunque éstas aún estén verdes. Una temperatura inferior a los 12º C le puede causar daños permanentes. No compres plantas que estén en la calle. Envuélvelas con cuidado antes de llevártelas a casa y colócalas en un sitio cálido y soleado.

Secas. Es señal de falta de riego. Sumerge las raíces en agua a temperatura ambiente, elimina el exceso de agua y coloca en la maceta. Recorta los tallos y las hojas secas.

Manchas o puntas marrones. Significa que la planta necesita nutrientes, por lo que puedes añadir abono de vez en cuando.

Getty Images

Cuando la planta se quede sin hojas, es el mejor momento para podarla. Corta los tallos dejando 10 cm de largo y sella la herida con cera de vela derretida.

Alarga la vida de tus geranios

Estas plantas alegran con sus flores los jardines y balcones durante la primavera y verano. Por eso es importante saber cómo cuidarlos y mantenerlos en invierno, para volver a disfrutar de su belleza. Sus grandes enemigos son las temperaturas extremas y las heladas. Si los tienes plantados en el exterior, trasplántalos a macetas independiente con una mezcla de sustrato de turba, vermiculita y perlita, y riega.

Geranios
Getty Images
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Geranios
Getty Images

Colócalos en una habitación en la que entre mucha luz, manteniéndolos alejados de las corrientes de aire (tanto frías como cálidas). Deben estar a una temperatura que oscile entre los 18º durante el día y los 13º durante la noche.

El cactues: Tu fiel compañero

Si te gusta decorar tu casa con plantas, los cactus de interior no te pueden faltar.

Getty Images

Ponlos en una maceta que tenga un buen drenaje y riega una vez por semana, ya que el ambiente estará ahora más seco por la calefacción. Ponlos al lado de la ventana, en una zona que esté iluminada, pero no directamente al sol. Crea una composición como ésta que te propone la firma Affari.

¡Bien calentitos!

Antes de encender la chimenea es necesario realizar una serie de labores para su perfecto funcionamiento y para economizar el calor. Limpia el cañón de humos con leños deshollinadores, revisa que las juntas de los azulejos refractarios estén bien selladas y que la rejilla salvachispas estén en buenas condiciones. Y, además, no olvides mantener los utensilios limpios y a punto.

Herramientas en www.gardentrading.co.uk
www.gardentrading. co.uk


Publicidad - Sigue leyendo debajo