La belleza del otoño... Y de las camelias

Te contamos todo lo que debes saber de una de las flores más espectaculares: la camelia. Y descubre qué plantas puedes poner en tu baño y cómo realizar un trasplante correcto.

Camelias
Getty Images

LA CAMELIA

Originaria de Japón y China, pertenece a la familia de las teáceas. Está reconocida como un árbol leñoso, de un verde intenso, que puede alcanzar los 10 metros de altura. Su flor es de gran tamaño y las hay simples, con cinco pétalos y numerosos estambres, y dobles y semidobles, con muchos más pétalos. Su color oscila desde el blanco al rojo pasando por los amarillos o púrpuras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuidados básicos. Florecen durante todo el año, aunque el mejor momento para plantarlas es el otoño. Hazlo a la sombra o semisombra, donde además del sol estén resguardadas de las temperaturas extremas y del viento. Protege la tierra con cortezas.

Cómo mantenerlas en maceta. Perfecta para poner en la terraza o en el balcón. Elige un recipiente de tamaño grande y con el fondo perforado. Coloca bolas de arcilla, para que tenga un buen drenaje, ya que si el agua permanece estancada dañará la raíz. Utiliza un sustrato de calidad y añade tierra negra y una parte de arena. Ponle fertilizantes en los primeros meses de plantación y riega a diario sin mojar las flores. Si el agua es dura, con mucha cal, déjala reposar durante un par de días.

Getty Images

Al plantarlas, pon semillas de varios colores, así cuando florezcan tendrás un ramillete de flores variadas. Podarlas una vez al año.

Jardinería de otoño...¡Ponte manos a la obra!

Después de algún tiempo, las plantas de exterior alcanzan un tamaño que exige
que se las cambie a un recipiente mayor. La época ideal para el trasplante es al final
de la floración, es decir, cuando está en período de parada vegetativa y puede soportar el recorte de raíces. Esto es, desde finales de otoño al invierno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Los sustratos específicos para el trasplante están compuestos de turba negra, compost y arena. Jardinera, de La Redoute Interieurs.
Cortesía de La Redoute Interieurs

Extrae la planta del tiesto y eliminas las raíces largas y dañadas con la ayuda de un cuchillo afilado o unas tijeras de podar. Hay que evitar que el cepellón se abra o se desmorone, y debes reducirlo a dos tercios de su tamaño inicial. Realiza el trasplante de manera habitual y ponle un sustrato que la ayude a arraigar con éxito.

Trasplanta en días de temperaturas suaves y ten a mano las herramientas necesarias. Cesta y accesorios de LaRedoute Interieurs.
Cortesía de La Redoute Interieurs

Siempre frescas

Uno de los elementos decorativos más sencillos son los arreglos florales. Para mantenerlos, deja un par de horas antes los tallos de las flores en agua para que se recuperen del traslado y corta las puntas en bisel; quita las hojas que vayan a quedar
sumergidas y mantén los jarrones limpios.

Ambiente de Parlane.
Cortesía de Parlane

Los jarrones de plata tienen efecto antibacteriano y las conservan mejor. Ambiente de Parlane.

El gran olvidado

Si cuenta con un poco de luz, el cuarto de baño alcanza las condiciones de crecimiento ideales para algunas plantas de interior.

Getty Images

Los cuartos de baño son habitaciones cálidas, donde el aire se satura de humedad un par de veces al día. El uso de los espejos también las beneficia, ya que actúan como reflectoras aumentando la cantidad de luz. El bambú, los helechos y la hiedra son perfectas, así como la sábila o el aloe vera, regándolas cada 15 días.


Publicidad - Sigue leyendo debajo