No es necesario renunciar a tu patio para tener piscina

Sí, se puede tener todo. Y solo pulsando un botón...

Eres de los afortunados que cuenta con un patio o un jardín y durante años te ha rondado por la cabeza la idea de construir una piscina. Pero la idea de convertir todo tu espacio exterior en una masa de agua y renunciar a las barbacoas al aire libre, las noches sentado al fresco viendo estrellas o las mañanas de jardinería no termina de convencerte. No te preocupes: nos complace anunciarte que la tecnología se ha puesto de tu lado para que puedas tenerlo todo con esta solución de una empresa israelí. Los suelos móviles permiten cambiar entre piscina y patio en cuestión de segundos. Los hay correderos, plegables y, nuestros favoritos, los que se hunden en el suelo dejando brotar el agua y puedes elegir entre madera y piedra. Debemos confesar que ver surgir los escalones es casi hipnótico. Puedes comprobarlo por ti mismo en estos vídeos:

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Reformas