Me he encontrado un gatito, ¿qué hago?

Guía S.O.S. para lactantes huérfanos. Toma nota de estos consejos y ¡salva una vida!

Gatito
Hearst

Tras la época de celo, muchas gatas callejeras quedarán embarazadas. Si no hay ningún problema que lo impida, ese parto transcurrirá como la naturaleza quiera que sea y los gatitos se criarán con su progenitora. Si no, puede que alguna de las crías quede solo a la intemperie por rechazo, pérdida… como así lo hacen los miles de abandonos que suceden cada día en nuestro país. Esta guía va dedicada a todos aquellos que no quieren mirar para otro lado en el caso de encontrarse con un gatito lactante neonato. Su vida puede depender de ti.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El calor, fundamental

Un gatito lactante neonato necesita calor para poder sobrevivir. Al no tener a su madre cerca, la cría queda indefensa y no son capaces de regular su temperatura corporal así que, aunque haga calor, si te encuentras uno de ellos abandonado, no dudes en arroparlo (puede morir) y mantén una temperatura constante de unos 38 grados.

Identifica su edad

No tenemos posibilidad de saber la fecha exacta del nacimiento y saber qué edad tiene el gatito ayudará a saber qué dosis de alimento debemos darle. Si aún mantiene el cordón umbilical y, por supuesto, los ojos cerrados, no tendrá más de 4 días. Si tiene los ojos cerrados pero el cordón umbilical ya se ha caído, puede rondar los 6 días. Con los ojos ligeramente abiertos habrá cumplido ya su primera semana y si ves que sus ojos se han abierto pero aún no tiene dientes, probablemente tenga alrededor de 2 semanas.

Hasta este momento los gatitos suelen reptar (no te asustes si ves que no anda, es normal). Cuando comienzan a tener más agilidad y tienen sus dientecitos y ojos completamente abiertos y formados, estarán a punto de cumplir el primer mes de vida.

Al veterinario

Por supuesto, lo primero que debemos hacer es llevar al veterinario más cercano o de confianza al pequeño bebé. Tras un primer chequeo te asegurará que no tenga parásitos externos, te enseñará a estimular la zona ano-genital (ya que sería su madre en una situación natural quien lo hiciera) y te dará las pautas de alimentación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Qué le doy de comer?

Leche. Pero no cualquiera. No le des la leche que tú bebes con tu café. Estos gatitos necesitan una leche especial que contenga calostro, la cual le aportará energía y ayudará a fortalecer su sistema inmunitario. En función de la edad que tenga, se tendrá que establecer una pauta horaria. En su primera semana, la regularidad será más constante (cada 2-3 horas), así como la cantidad. Consulta en las instrucciones de la leche materno felina cuánto y cómo darle el alimento.

¿Biberón o jeringuilla?

Cuando son muy pequeños, será mucho más fácil poder facilitarle el alimento con una jeringuilla. Después, es recomendable hacerlo con un biberón especial y una tetina que no esté demasiado abierta para evitar que entre demasiado aire.

Colócalo en una zona libre de corrientes de aire, con una temperatura constante, alejado de aires acondicionados y fuera de todo contacto con otros animales que haya en la casa. Las primeras semanas son vitales para sacarlo adelante. Siguiendo estos consejos, todo saldrá bien.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Exterior