6 pasos para revivir una planta de interior

Nada anima más una habitación que las hojas verdes y los coloridos pétalos de una planta de interior. Y no hay nada más triste que ver una planta marchita. Antes de renunciar, prueba estos trucos que te ayudarán a devolverle la salud a tu planta.

1. Reactiva la planta
Cambiar un helecho marchito o una suculenta de maceta con tierra nueva puede salvar la planta según Ashton Ritchie, un experto en césped y jardín en Scotts Miracle-Gro. Sólo tienes que elegir una maceta que se adapte al nuevo tamaño: "Asegúrate de escoger una maceta unos centímetros más ancha que la que vas a sustituir", dice. Esto le dará a la planta más espacio para que las raíces crezcan y ka planta prospere.

2. Mejora la alimentación
Las plantas necesitan alimentos saludables también, enriquece la tierra vieja con una mezcla de tierra de alta calidad. "Tu planta agradecerá que respetes las dosis que indique el envase del fertilizante", dice Ritchie. También puedes probar nuevos fertilizantes como por ejemplo los de lenta absorción para no saturar las raices de la planta.

3. Sol indirecto
A pesar de que el sol es bueno para la mayoría de las plantas, exponerlas al sol directo abruptamentecuando están marchitas puede ser perjudicial y causar problemas graves, según Anthony Smith de Nursery Enterprises "Manten la planta alejada del sol (luz indirecta) por un tiempo hasta que se recupere".

4. No riegues en exceso
"El error más común entre los jardineros que no se están familiarizados con los períodos inactivos de sus plantas, por lo que mantienen el mismo riego siempre", dice Gena Lorainne, experta de siembras en Allan's Gardeners. Debes conocer cada temporada de la planta para que puedas ajustar el riego que necesita y evitar que accidentalmente ahogues a tu flor preferida.

5. Deshacerse de las plagas
Si las hojas o el tallo de la planta están manchados o con aspecto débil, los insectos podrían ser la causa. Expertos de Window Box recomiendan eliminar los visitantes no deseados de las hojas bien pasando por las hojas una gamuza suave o rociando la planta con una solución de agua con un poco de jabón.

6. Prueba con un invernadero
Algunas plantas pueden necesitar un ambiente más húmedo y es probable que no lo tengas en tu hogar. Para crear un efecto invernadero individual para cada planta, coloca una pequeña bolsa de plástico en la parte superior de la misma, dice Lorainne: "Manténlo así durante cuatro o cinco días para reactivar el entorno necesario de la planta."

Publicidad - Sigue leyendo debajo