¿Cómo decorar el comedor? Repasamos estilos y tendencias

Si escasean los metros, mejor evitar las sillas con brazos, ya que la mayoría no se pueden encajar debajo de la mesa. Interesa cambiar la mentalidad y estudiar también si un buen lugar para el comedor puede ser delante de la estantería. ¿Por qué no? Los comedores son compatibles con las baldas llenas de libros ordenados, y si esa librería está junto a una ventana, se beneficiará de su luminosidad.

LA FUSIÓN DE ESTILOS ES TENDENCIA
Frente a la tradición que dicta que el mobiliario básico —mesa, silla y aparador— debe ser del mismo material y estética, se sitúa un comedor heterogéneo, con mix de sillas de diferente época y color, o con contrastes entre mesas rústicas, vintage y urbanas, con sillas de diseño nórdico, industrial, country, shabby chic, y también de jardín…

TRUCOS DE DECORADOR
Para lograr un ambiente más exclusivo, arriesgar con lámparas de diseño escultórico o chic, a veces con maxi pantalla, que nunca deben deslumbrar ni producir sombras. Además, crear una imagen sofisticada en torno al aparador con una composición decorativa impecable, y dar más protagonismo, al menos, a una de la paredes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor junto a la librería

Junto a la librería. Ubicar el comedor delante de la estantería era una opción que apenas se contemplaba hace años, pero hoy es frecuente. Para acertar: un diseño equilibrado que realce el conjunto, como éste de Vuong Interiorismo. Mesa, de Sancal, en DomésticoShop. Sillas CH24, de Carl Hansen & Son.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesa blanca y madera clara

La combinación de blanco y madera clara
es tendencia en comedores. En este caso,
se compone de una mesa con un look total white, que propaga la luz natural, y cuatro sillas
de estilo Tapiovaara en haya maciza. Una combinación práctica porque con una mesa circular la circulación se hace más fluida y, además, con los comensales ya sentados, este diseño facilita la conversación. Mesa, en madera de haya; en 1,10 x 0,74 m (470 €) y sillas Elgin (385 €/dos); todo, de Laura Ashley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sillas blancas en armonía con la lámpara

En torno a la mesa de fresno, sillas blancas en armonía con la lámpara colgante. Completa la decoración una alfombra de fibra, que combina bien con el ambiente, al que aporta textura y calidez. Muebles, de Ikea: mesa Lisabo, en 0,78 x 1,40 x 0,74 m (129 €); sillas Idolf (59,99 € c/u); lámpara Kvartär (14,99 €) y alfombra Lohals; en 1,60 x 2,30 m (89 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mesa robusta y sillas de estética vintage

En este comedor tan personal, la mesa, robusta y de aspecto factory, y las sillas, de estética vintage,  forman un tándem que destila naturalidad. El conjunto gana interés con un suelo hidráulico antiguo, dispuesto a moda de alfombra para delimitar este ambiente. Destacan los elementos de diseño setentero, como la lámpara de techo y el flexo.
Mesa de madera, diseñada por
Ferrán Pruneda. Sillas de inspiración escolar, de Habitat. Interiorismo,
del Estudio Egue & Seta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El nuevo rústico

Los muebles de factura artesanal proporcionan a este comedor un look cálido, en el que las sillas con respaldo y brazos sinuosos son el partenaire perfecto para una mesa circular. A destacar en este tándem de madera y fibra: la naturalidad que imprimen las imperfecciones de la madera recuperada y la elegancia del negro en la silla, pura sofisticación en este comedor de estilo neorústico.
La mesa de origen chino, realizada con vigas antiguas de olmo, y la silla trenzada, de Sika Design, son de Luzio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Silla de estilo retro en amarillo

Hay muebles de comedor en tonos tan claros y sutiles que pueden pasar desapercibidos. El de esta silla de estilo retro lo es, pero con dos trucos de estilista, se muestra más vivaz. El primero es
la confección de un cojín para el asiento en una tela estampada en tonos navy, blanco y azul, muy contrastados, que además se remata con un vivo amarillo mucho más intenso que el de la silla. El segundo truco: la pared azul en un tono muy claro actúa de telón de fondo, que propicia un contraste suficiente para apreciar el tono pastel. Sillas: con celosía en el respaldo, de Ikea, y azul,
de metal con tiras de resina modelo Scoubi, de Maisons du Monde (39,99 €). Decoradora, Pili Molina, del estudio Masfotogénica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor blanco para resaltar la luz natural

Blanco radiante. Es el color estrella cuando se quiere propagar la luz natural en el comedor y también el que aligera el peso visual del mobiliario; dos cualidades que lo convierten en una solución cuando el espacio es reducido, pero que también funciona en espacios amplios, donde su claridad resplandece. El único inconveniente de este tono: puede resultar monótono y frío. Algo que tiene fácil arreglo con
tan solo introducir pinceladas de color en detalles decorativos y textiles. Si se quiere dar un paso más, elegir un mueble de color intenso, que rompa la homogeneidad cromática y despierte máximo interés visual. Comedor, de Ikea, con mesa Ingatorp, con alas abatibles (149 €); sillas Ingolf (59,99 € c/u) y lámpara Foto (12,99 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sillas de jardín de difererentes colores

Combinar sillas de diferentes acabados y de estilos dispares, está de moda. A su favor: la frescura
que transmiten, tan alejada de los comedores formales. Sillas de jardín, de Carina Casanovas.
Mesa, de María Lladó. Estera negra, de Comercial de Moquetas y Parquets.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Comedor panelado en roble

Los recursos decorativos poco vistos atraen las miradas como un imán los metales. Un ejemplo: el protagonismo que alcanza este comedor, panelado
en roble, cuyo veteado crea sutiles contrastes. Sillas, de Vitra. Lámpara GT8, de Santa & Cole. Arquitecta, Vanesa García Calvo Rosell.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Estantería de LagoStore como punto focal

La pared de este comedor tiene más interés con la estantería, de LagoStore, que se convierte en punto focal por su diseño asimétrico y su contraste con el papel, de Pepe Peñalver. Mesa diseñada por la interiorista Belén Ferrándiz, realizada por F. Domarco, en cristal y hierro lijado y barnizado. Sillas, de SuperStudio. Lámpara de techo Mini Mikado, de LZF.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Papel de la colección Clover

Floral, country, urbano, exótico, geométrico, abstracto, metalizado, revival... Escoge diseño, elige pared y transforma el look del comedor sin cambiar
los muebles. Papel de la colección Clover, de Coordonné (98 €/rollo).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones