Ideas para decorar la mesa de centro

La mesa de centro es el epicentro del salón. Se merece lucir exuberante, exultante y perfecta. Pero si no sabes qué colocar encima para que parezca de revista, estás en el sitio adecuado: te lo contamos.

image
1 de 14
Romántica

Y natural. Esta composición es perfecta para un par de mesas de centro (tipo nido) en madera y de diseño setentero. Un jarrón con flores frescas y unas velas.

Todo, de Ikea. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
El toque de la madera

Velas y libros sobre una mesa de centro en color blanco. La bandeja irregular de madera rompe el monocromatismo. Unos mini arreglos de flor natural cortada en un vasito de cristal.

Una pieza de forma irregular, como la bandeja, rompe la linealidad de las mesas cuadradas o rectangulares.

La reforma de esta vivienda la llevaron a cabo los arquitectos Armando Álvarez Torno y Ana Isabel Arribas Casado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Siempre arreglo natural

O al menos que lo parezca. Si son flores naturales mejor, si el arreglo es artificial al menos que esté bien conseguido.

Aquí, una mesa de centro original, realizada con un radiador antiguo de hierro y sobre de cristal. Encima, un arreglo verde natural en una cesta, un plato y un cuenco.

La arquitecta que firma este proyecto es Kika Estarellas de Bonba.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Minimal

Dos diseños, uno sobre otro, de dimensiones diferentes. Libros, unas hojas cortadas y un par de botes.

Mobiliario y accesorios, de venta en La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
A todo color

A juego con los geométricos de la alfombra, dos mesas auxiliares como mesa de centro. Solo piezas de cristal en colores. En un extremo, libros amontonados en orden y una letra sobre ellos.

El interiorismo lo firma Teresa Abaitua.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
Pequeño detalles

Jarrones con un toque de color, libros, una muñecas deco y una miniatura de una silla de diseño.

Estas mesas son contenedores también.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Maxi mesas

Cuando la mesa es grande es importante decorarla bien para que no se vea "desierta". Aquí hay dos mesas rectangulares juntas, que se pueden colocar en función de las necesidades de la reunión.

Sobre ella, libros y revistas, una caja (perfecta para guardar los mandos de los aparatos audiovisuales), una jaula con una vela y algunos arreglos de flores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
Flores, cajas y portavelas

Mesa circular, todo al centro.Flores, portavelas, un cuento y cajas.

Si la mesa cuenta con una repisa inferior, aprovecha para colocar las revistas o libros de lectura.

Mobiliario y accesorios, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Líneas redondeadas

Mesa circular y adornos de líneas redondeadas y poca altura.

Ten en cuenta la altura de los elementos que decoren tu mesa de centro porque cuanto más altos más inestables. Al pasar cerca de ellos, se pueden caer.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
En toda la mesa

Un palé con ruedas y una deco sencilla: libros, flores y una bandeja. Los adornos se distribuyen para ocupar toda la superficie de la mesa, no se agrupan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Con cajón

Todo a la vista pero preservado del polvo. Las mesas con cajones debajo del sobre sirven para organizar tus secretos. Pero con el sobre de cristal, es un expositor perfecto para recuerdos de viajes, artículos heredados, colecciones...

Es un diseño, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
En bandeja

Agrupar los objetos decorativos en bandejas es práctico para despejar la superficie de la mesa en un abrir y cerrar de ojos.

Todo, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
Maxi arreglo floral

Un maxi arreglo floral en la mesa siempre es efectista.

Mesa total white, de venta en La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Varias mesas

En una composición de varias mesas, reparte los adornos. Puedes dejar una de ellas más despejada, como superficie de apoyo, pero nunca "desnuda".

Interiorista: Susana Sigüenza Sánchez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones