Revolución industrial... o cómo decorar con estilo factory

La estética industrial nace a mediados del siglo pasado y, sin embargo, hoy es toda una revolución. Con el metal como el principal protagonista y la madera envejecida e imperfecta como su gran aliado, las piezas con acabados desgastados y la herencia de fábrica son los favoritos de estos espacios coloreados en blancos, negros, tostados y metalizados. ¿Lo último? Saturar el color a las piezas de pintura desconchada para acabar con la nostalgia de este estilo.

image
1 de 10
Herencia de fábrica

Más de moda que nunca y, sin embargo, no es nada nuevo. La estética industrial revoluciona lofts y apartamentos modernos que deciden volver a la herencia de fábrica para decorar sus ambientes. Paredes con el material original, como el ladrillo, cemento vivo o efecto hormigón, madera sin tratar, metales envejecidos y fontanería al descubierto son claves dentro de este estilo. 

Ambiente firmado por Maison du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Madera, metal y cuero

La madera encaja a la perfección con el hierro y los textiles en tonos tostados, como el cuero, dentro de esta inspiración decorativa. Elige esta combinación en asientos como este. 

Silla con asiento de cuero y estructura circular de Westwing (240 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Piezas de culto con sabor vintage

Estos ambientes suelen distribuir su mobiliario en espacios diáfanos con una disposición muy funcional. La luz natural es clave para bañar cada rincón y embellecer piezas de culto como esta cómoda vintage.

Cómoda con cajones de Maison du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Objetos clave de estilo industrial

El sabor vintage que se degusta en estos ambientes es único. Para lograrlo, taburetes de bar o lámparas de techo retro con largas caídas serán buenas piezas a tener en cuenta.

Asiento de metal envejecido de Westwing (60 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Tonos tierra y tostados

Cafés, tonos safari, colores tierra... Indispensables para lograr ese clásico estilo de fábrica.

Silla con asiento de tela, de Westwing.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Inspiración neoyorquina

No hay mejor inspiración para decorar los espacios con estilo industrial que los lofts clásicos neoyorquinos en los que cada detalle es esencialmente estratégico.

Anillas para servilletas de bigotes, de H&M (4 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Letreros textiles

Para alegrar cualquier rincón, letreros como este, tejidos en yute, serán perfectos. 

Letrero textil, de Westwing (16 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Complementos de hojalata y cobre

La hojalata es uno de los materiales aliados de este estilo. Elígelo en tonos oscuros como el negro o el gris o colores como el cobre.

Portavelas envejecido de metal de H&M (2 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
El contraste en los accesorios

La sobriedad que evocan sus piezas se rompe con la originalidad de los detalles. Los accesorios de metal en colores vivos añadirán personalidad y pondrán el acento en el ambiente.

Bote con tapa de H&M (6 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Objetos de la herencia colonial

La época colonial, en pleno siglo XXI, combinada dentro de un mix de contrastes que logran crear el ambiente cosmopolita perfecto. 

Reloj de pared, de Mimub.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones