Salones en blanco

El color blanco sigue siendo tendencia; apostar por él como color principal en decoración, mobiliario y paredes aportará luminosidad a tu salón, favoreciendo una sensación de amplitud y generando un ambiente cálido y sereno.

image
1 de 10
Luminosidad en el salón

El blanco te permitirá sacar el máximo partido al espacio y te garantizará ambientes suaves llenos de frescura, simplicidad y elegancia.

Sofá Lancelot, mesa de centro Totem, mesa auxiliar Easy Living, cojines Geometry, butaca Nomada y alfombra Athenas. Todo, de La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
El blanco transmite amplitud y limpieza

Si tu salón tiene un tamaño reducido, apuesta por el blanco para todos los muebles: aporta una mayor sensación de amplitud y luminosidad.

Sofa Kivik (399 €) y vitrina Hemnes (199 €), de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Diferentes gamas del blanco para el salón

Existen diferentes tonalidades del blanco: blanco roto, blanco hueso, crema, etc. Opta por uno de estos tonos en algunas piezas del salón; el blanco roto, por ejemplo, transmite más calidez y resulta más fácil de combinar con otros colores, mobiliario u objetos.

Salón al completo de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
El blanco es ideal para espacios abiertos

El blanco es una buena opción para separar espacios diáfanos que integran varios ambientes, como en el caso de este salón, comedor y cocina. De venta en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Color en las paredes de un salón blanco

El blanco es un color que se puede emplear en cualquier estilo de decoración: clásico, moderno, minimalista, etc. Combina piezas de estilos diferentes y utiliza tonos de otro color para los revestimientos. En este caso, la pared que separa la zona de estar de la escalera se revistió con un papel estampado, de la firma Romo.
Silla Plastic Side Chair, de Vitra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
Muebles blancos que aportan luminosidad

Los muebles modulares en blanco ponen un toque de modernidad al salón gracias al acabado lacado mate combinado elegantemente con detalles en chapa de roble. Colección QU, de venta en Portobello Street.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Un ambiente de serenidad gracias al blanco

Al ser un color relajante y que transmite calma, decorar el salón en blanco es una opción muy recomendada para personas inquietas que busquen una sensación de orden y equilibrio a su alrededor.

Salón de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Combina el blanco con colores intensos

Para contrarrestar la sensación de frialdad e impersonalidad que en ocasiones puede generar el total white, introduce una única pieza decorativa en color, como un cuadro en tonos fuertes, que contrasten con el predominio del blanco. Una propuesta sofisticada y con personalidad.
Salón de Alacre Interiorismo con mesas auxiliares, modelo Nuvola, diseñado por Piero Lissoni para la firma Porro; sofá de Minotti y cuadro, obra del artista Peter Halley.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
La versatilidad del color blanco

La colección Bauhaus, de estética depurada, permite combinar a la perfección el diseño moderno y la tendencia mas vanguardista, con el toque de distinción y originalidad que caracterizó en su momento a la estética propia del movimiento artístico del mismo nombre.

Vitrina Doble, Mueble Tv, Balda y Estante Librería, de venta en PortobelloStreet.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
Una pieza en blanco como base neutra perfecta

El blanco encaja perfectamente con cualquier tendencia, material y textura. Un sofá blanco como elemento central y neutro del salón es ideal y si optamos por la madera para el resto de muebles, el resultado será muy cálido.

Salón de estilo nórdico, de Três Studio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones