Cómo lograr un salón confortable con muebles auxiliares

Si quieres disfrutar de la zona de estar, recurre a muebles auxiliares: son los personajes de reparto imprescindibles para lograr un salón… de cine.

image
1 de 8
¿De qué color elijo mi mueble auxiliar?

Si tu salón combina diversos tonos, lo mejor es que optes por un mueble neutro. El blanco es un comodín que suele encajar bien con cualquier tipo de mobiliario. Y lo mismo sucede con los diseños de madera en sus variedades más claras. Lo que sí es importante es que el mueble se adapte al estilo decorativo que predomine en el salón: rústico, nórdico, clásico, vintage, actual...
Mesa y silla, de Car Möbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Para ver la tele y jugar a la consola

Series, películas, partidos... Si contabilizas las horas de felicidad que te proporciona la televisión, llegarás a la conclusión de que es un elemento clave en el salón. Y, como tal, interesa organizar a su alrededor una zona lúdica con todo detalle.
Busca un mueble de televisor con la altura adecuada para que puedas ver la pantalla sin necesidad de elevar la cabeza. Asegúrate de que la trasera está perforada para pasar a través de ella los cables. Si además incluye estantes para colocar la consola, y puertas, podrás guardar en ellos juegos y mandos mientras mantienes el salón en perfecto orden. El modelo Twist, de Maisons du Monde, cumple todos los requisitos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Un velador con múltiples sobres

Piensa en las actividades que sueles realizar en el salón para que el mueble auxiliar que te compres se ajuste a tus necesidades. El velador Babeth, con cuatro sobres, es perfecto para tener la tableta y el movil, un café con bollitos, un par de libros de lectura y tu kit de punto: todo lo que necesitas para pasar una tarde de domingo feliz a mano... ¡sin moverte del sofá o la butaca! Es de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Crea ambiente con una lámpara de mesa

Aunque tu salón tenga una lámpara de techo o varios halógenos empotrados, un diseño de mesa te permitirá apagar las luces cenitales para crear una atmósfera más acogedora. El modelo Chapo incluye un soporte que permite colocar sobre él un sombrero: de caballero, si quieres dar un aire masculino a la decoración, o irresitiblemente femenino si exhibes una pamela o un diseño adornado con flores o lazos. Es un diseño de Philippe Starck para la firma Flos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
¿Una escalera en el salón? ¡Claro!

Es una tendencia de moda. Los diseños que se apoyan en la pared tienen más valor decorativo que práctico. Pero los modelos en forma de tijera, con peldaños, se pueden utilizar como un mueble con la misma capacidad de almacén que una estantería. Este, en concreto, es de Car Möbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Qué delicia descalzarse…

Es un signo inequívoco del placer que supone llegar a casa. Una alfombra mullida, que resulte suave al pie descalzo, es una reconfortante recompensa cuando has tenido un día duro. Instálate en el sofá, quítate los zapatos y olvida las prisas... ¡al menos un ratito!
Alfombra diseñada por Nuria Mora para Dac Rugs.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Tus tesoros, a la vista

Un salón bien decorado es importante, pero para sentirte bien en él, además debe estar vivido. ¿Qué significa esto? Que cuando mires a tu alrededor, veas detalles que reflejen tu estilo de vida: un recuerdo de ese viaje inolvidable, el trofeo de aquel partido que ganó tu hijo, la caracola que encontraste en la playa... Una librería con poco fondo es perfecta para exponer los pequeños tesoros de tu vida. Este modelo, de Bloomingville, está formado por tres estantes de diferente forma y tamaño para dar más dinamismo al ambiente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
La lámpara de pie, básica para la lectura

¿Te gusta leer? Entonces necesitarás una lámpara de pie con la pantalla orientable para que disfrutes de la lectura con la iluminación adecuada. Si tienes espacio suficiente en el salón, puedes organizar un rincón específico con una butaca confrotable. Pero si andas algo escasa de metros, basta con colocar la lámpara de pie junto al sofá para disfrutar de la lectura: un consejo, ¿qué tal si te tumbas?
Lámpara Iceland, de venta en La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones