Renovar el salón en una tarde

En tiempo récord y con un presupuesto low cost. Renovar la imagen de tu salón en una tarde y sin mancharte es posible. ¿Te apetece que la estancia principal de la casa luzca un nuevo aspecto? Toma nota de las claves que te damos en este reportaje, siéntate delante del ordenador a comprar on line o bien dedica un día a las compras y en una tarde podrás disfrutrar de un cambio radical sin gastar mucho. Hay dos básicos para lograrlo: color y texturas.

image
1 de 8
Renovar los cojines

No falla. Uno de los trucos que mejor funcionan para cambiar la imagen de una estancia es renovar los textiles. Además, con ellos puedes poner en práctica los dos aspectos fundamentales para transformar en una tarde, prácticamente sin esfuerzo y con un presupuesto low cost: color y textura. Renueva las fundas de los cojines, mezcla colores y estampados con tejidos lisos, que aporten matices con sus texturas y tramas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Nuestra selección de cojines

Nuestro shopping de cojines, para que renueves los tuyos. ¡Hay tanto color!

1. Rayas y lisos, en dos tamaños, de H&M Home.

2. De Zara Home: frutales y geométricos.

3. De Ikea: frutales.

4. Rayas y geométricos, con cierto aire étnico, marinero y vegetal, según el modelo. De Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Plantas

Naturales o artificiales. Coloca arreglos florales y plantitas en macetas coquetas por toda la estancia: en la ventana, sobre la mesa, en un estante, una variedad maxi junto al sofá... Las composiciones "verdes" con hojas y acompañamiento aportan mucho frescor y son tendencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Jardín vertical

En la pared o en un soporte como éste que, además, puede servir para separar ambientes a modo de biombo. Es de Ikea. Inspirado en un jardín vertical aunque no tan tupido, crea una composición en la pared con varias macetitas y una sola flor en cada una.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Una lámpara joya

Una lámpara te ayudará a transformar la imagen del salón. Ha de ser un elemento grande y llamativo, mejor en un diseño joya, que acapare miradas. Además, la iluminación que aporte también cambiará el aspecto general del ambiente. Colócala en un lugar visible.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Complementos deco mini

Transforma con una mano de pintura aquellos objetos de los que te hayas cansado o bien renueva el ajuar deco con nuevos accesorios: jarrones, portavelas, cajas, relojes, un elemento curioso recuperado (como este teléfono retro, actualizado en color)... Realiza composiciones con ellos. El truco de estilista: jugar con los tamaños y las formas. Un elemento alto y otro bajo, uno de líneas rectas y otro de diseño sinuoso. Lechera, similar en Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Cortinas, más ligeras

Con este elemento también cambias mucho más que una cortina. No es solo el efecto visual del tejido con el que estén elaboradadas sino la cantidad de luz que dejen pasar a la estancia y el marco que forman alrededor de las ventanas. De cara al buen tiempo, sustitúyelas por visillos más ligeros, en tonos suaves, calados... el efecto de los motivos vegetales resulta muy refrescante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Paredes bien vestidas

Son las grandes olvidades en muchas ocasiones y los detalles que las decoran influyen en el resultado final. Una pared bien vestida (que no atiborrada) aporta calidez. Una composición de espejos, adornos metálicos o plásticos, cuadros, láminas, palabras, letras luminosas, sombreros, zapatos y collares enmarcados... ¡Échale imaginación y escoge según el estilo! También puedes transformarlas con algún detalle en papel pintado o pintura (no se trata de cubrir toda la pared sino de crear un motivo, cenefa o zócalo) o molduras de madera o resinas pintadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones