Recreamos la decoración de la serie Fargo

Recién premiada con el Globo de Oro a la mejor miniserie y al mejor actor protagonista, recreamos la decoración de Fargo. Si aún no la has visto, corre… ¡te harás fan de ella!

¿Qué ocurre cuando un hombre civilizado se junta con uno que no lo es? Escrita por Noah Hawley, la serie de televisión Fargo se inspira en la película homónima creada en 1996 por los hermanos Coen. La excelente combinación de thriller policíaco y comedia negra provoca una irremediable ansiedad por descubrir un capítulo tras otro. Interpretada por actores de cine, el equipo artístico de Fargo asegura que, en realidad, no se trata de una serie de 10 capítulos, sino de una película de 10 horas.

Recién galardonada en la 72 edición de los Globos de Oro con los premios a la mejor miniserie y al mejor actor protagonista (Billy Bob Thorton interpreta de forma tan magistral al asesino Lorne Malvo que al espectador incluso le resulta simpático), la serie ya contaba con tres premios Primetime Emmy a mejor miniserie, dirección y casting. Con Martin Freeman como co-protagonista, cuando veas Fargo ya nunca volverás a mirar a Bilbo Bolsón, de El Hobbit, con los mismos ojos…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
En la gélida Minnesota

La acción de la serie transcurre en Bemidji, un pueblo de Minnesota. La paz parece imperar en la localidad hasta que la llegada de un desconocido altera la vida del mediocre y pacífico Lester Nygaard, interpretado por Martin Freeman: Bilbo, para los amigos de El Hobbit.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La mesa de la casa de Lester

Alrededor de ella descubriremos cómo la mujer de Lester le reprocha su falta de éxito en la vida, su debilidad y otras lindezas que no ayudan precisamente a aumentar la autoestima. Y a esta misma mesa se sentará la policía Molly Silverson en busca de información sobre el segundo asesinato de una larga lista de crímenes.
Mesa, de Car Möbel. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La mantita

"Hoy estamos a 14 bajo cero" es una frase que se escucha más de una vez en Fargo. Con sus chaquetones impermeables y sus gorros con orejeras, la serie transmite el frío que castiga a Minnesota en el invierno. Es más, las bajas temperaturas, el hielo y las tormentas de nieve son clave en el desarrollo de la trama. Cuando la veas, no olvides cubrirte con una mantita. En los salones de la serie la verás en sofás y butacas. Esta es de Hübsch Interior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cafetería

Parte de la acción se desarrolla en la cafetería, un típico local americano con tartas caseras, café y perritos calientes. Su dueño, Lou Solverson, fue jefe de policía de Bemidji y, acodado tras la barra, está al día de los avances que su hija, la policía Molly, hace para resolver el caso.
Estas láminas vintage reproducen el ambiente de las cafeterías en la América profunda. Las encontrarás en La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Todo comienza aquí

Sentados en la sala de espera del hospital, el azar reúne al fracasado Lester con un desconocido misterioso mientras esperan a ser atendidos. A Lester, el antiguo matón del instituto le acaba de romper la nariz. El extraño personaje le comenta: "si yo estuviera en su lugar, habría matado a ese hombre". Así comienza una serie de asesinatos y una peculiar relación entre ambos protagonistas.
Esta silla, de La Oca, nos recuerda a las del hospital. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La lavadora

Renqueante, anticuada, ruidosa... Si aún no has visto la serie, estate atento. Porque la vieja lavadora cumplirá un papel fundamental en uno de los asesinatos que cambiará la vida de Lester. De hecho, su sustitución por un nuevo modelo simboliza la transformación del protagonista en un hombre distinto.
Lavadora, de Beko. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El trofeo de caza

Chaz, el hermano de Lester Nygaard, es un gran aficionado a la caza. Los trofeos, las armas y las trampas son un básico en su exitosa vida. Su mujer es preciosa, el trabajo y el dinero le sonríen. Pero, a veces, el destino es caprichoso y el futuro con el que Chaz sueña puede dar un giro inesperado.
Este trofeo metalizado es de Maisons du Monde. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ese vaso de whisky ofrecido…

Cuando en el primer capítulo, el matón Sam Hess humilla una vez más a Lester y le rompe la nariz como recuerdo de las palizas que le daba en el instituto, el espectador siente una feroz antipatía hacia ese tipo insoportable. Pero Lester se cobrará una venganza dulce, que empezará con un simple "¿me pones una copa?"
 Juego de licorera y vasos, de Rue Vintage.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El trono de su ascensión

A medida que la serie avanza, Lester cambia hasta convertirse en un hombre nuevo. La transformación de su personalidad será sorprendente. No te pierdas una secuencia fugaz, en la que veremos a Lester en un restaurante, sobre una butaca cuyo diseño recuerda el trono de un rey. Todo un guiño. Como esta, de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Alguien suda y suda

Stavros Milos es el rico propietario de una cadena de supermercados. Sin embargo, el origen de su fortuna se esconde tras un secreto que ha ocultado durante años. Cuando corre el peligro de salir a la luz, Milos acude a Lorne Malvo, el misterioso personaje con quien Lester se encuentra en el hospital, para que lo impida. El problema hará sudar a Stavros, y ningún ventilador será lo suficientemente potente para aliviarlo. 
Este es de Nordal. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vigilancia en el porche

El espíritu de autodefensa norteamericano se pone de manifiesto en el porche de la casa de la policía Molly. Una silla, una escopeta y un personaje enojado forman la combinación idónea dispuesta a impedir que cualquier extraño haga daño a quien no debe. Esta silla, que recuerda a la de Molly, te permitirá disfrutar de deliciosos momentos en el exterior. Eso sí, sin peligros, a ser posible. La encontrarás en Nordal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Hogar, dulce hogar

Uno de los mayores encantos de Fargo es la policía Molly Silverson. Lejos del prototipo de agente femenina de la ley al que las series nos tienen acostumbrados, Molly es tímida y sin sex appeal. Su inteligencia y su instinto harán un espléndido trabajo, pero lo que te hará adorarla es su faceta más íntima, como cuando teje punto en el sofá de su casa, con pantuflas y viendo un concurso en la tele. Un sofá que se parece mucho a este, de Maisons du Monde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una extraña pareja

Lester Nygaard y el misterioso Lorne Malvo tejen una estrecha relación a lo largo de la serie. El misterio de "qué ocurre cuando un tipo civilizado se junta con uno que no lo es" se desvela capítulo a capítulo para demostrarnos que, en ocasiones, la vida guarda extraños ases en la manga. Si cuando termines de ver Fargo te has convertido en fan incondicional de la serie, cuelga en la pared estos cuadros de sus protagonistas. Lorne y Lester, ¡extraña pareja! Se venden en Etsy.com

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo