Salones para relajarse

¿Cuándo fue la última vez que te relajaste de verdad en el salón? La actividad diaria no ayuda a encontrar un momento de calma. Evita aquello que te estresa y haz los cambios necesarios para que la situación no te supere.

Los sillones relax reportan beneficios con su diseño ergonómico y sus programas de masaje, pero la sensación de calma que deseas sentir en casa no depende de ellos. En tu salón también puedes generar un entorno relajante, que te proporcione serenidad. Básico: cerrar los ojos unos minutos e intentar desconectar cuerpo y mente, si es necesario, a puerta cerrada, para empezar a notar la sensación de bienestar. ¿Cómo conseguir que perdure? Observa el entorno; tal vez descubras cosas que puedes mejorar.

KEEP CALM, STAY AT HOME

- Armonía, paz y técnica. El salón será ese ambiente relajante si consigues apartar de tu mente las situaciones estresantes, ¿pero cómo? No hace falta ser un maestro en meditación o yoga para conseguirlo, basta con aprender sus técnicas de respiración y aplicarlas para relajarse. Busca en Internet la información y convierte la meditación en un hábito. Dicen los que saben que el beneficio se nota enseguida.

- Aromas y música. El olfato y el oído son también aliados para calmarse y alcanzar el bienestar emocional. Enciende una vela aromática, pon música relajante y, así de simple, no hagas nada más.   

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una iluminación suave

Evita el deslumbramiento porque es incómodo y perturbador. Controla la luz natural con estores, visillos, paneles... en tejidos de mayor o menor opacidad para que el interior sea apacible.

Respecto a la iluminación artificial, se recomienda una luz indirecta y suave, y el uso de reguladores para modular la intensidad. Interiorismo, de Gunni & Trentino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una decoración envolvente

Los materiales naturales en muebles y tejidos, con sus texturas tan agradables al tacto, emanan sencillez y esa ausencia de artificio favorece la relajación. En este salón, las maderas vintage y el gris cemento conservan la esencia de una casa de campo, mientras el estampado denota femineidad.

De Designers Guild, en Usera Usera: algodón floral Mokuren (118 €/m) y lino Brera en sofá (70 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Renueva los detalles decorativos

Hoy unas flores, mañana unos dulces y la próxima semana... ¡quién sabe! En estas piezas de cristal soplado a mano todo luce más. Detalles sutiles que suman estilo y aligeran el espacio; también conducen a un nuevo bienestar, el que se siente cuando la decoración destila buen gusto. Jarrones y portavelas, de Holmegaard.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Terapia

Contemplar la naturaleza y su riqueza cromática desde el interior es relajante. Los sonidos que provienen de ella también ejercen sobre el ser humano ese mismo efecto relax. Viento, lluvia, canto de un pájaro... Abre la ventana.

Papel (43,45 €/rollo) y algodón estampado (60,15 €/m) de la colección Lily Rose, de Casadeco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Transparencias

Las formas de estos jarrones, agrupados en una composición armónica, evocan simplicidad. Contemplarlos durante un tiempo, mientras se descubren nuevos destellos o pequeñas imperfecciones, aparta otros pensamientos y conduce a un estado de calma.

Un acierto: colocar el cristal delante de la ventana. Jarrones, de House Doctor (desde 34 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El salón es tu área privada

SIN INTERFERENCIAS
Busca un rincón algo apartado de la zona más bulliciosa del salón, para crear un rincón relax. Si es posible, con luz natural, sin televisión, móvil, tabletas o juguetes.

ANDAR DESCALZO RELAJA
Así que al llegar a casa, quítate los zapatos. Algo tan sencillo, estar en contacto con el suelo, es una experiencia positiva.

En este ambiente, la sensación de frescura que transmiten las plantas y el orden ayuda a desconectar. Interiorismo, Estefanía Carrero. Muebles, de Ikea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Aplica en tu salón la colorterapia

La paleta cromática influye, y mucho, en el estado de ánimo. La superposición de tonos blancos transmite serenidad; el ambiente es equilibrado y parece más despejado. Mezcla blanco roto, sal marina, perla, lino... porque el blanco sobre blanco, pleno de matices, no resulta frío, ni aséptico.

Visillos, de Laura Ashley, en 1,37 m: liso (23 €/m) y estampados (30 €/m).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Decoración marina

¡Qué fácil es evocar un momento feliz con un detalle decorativo que te traslade a esa experiencia! Colócalo en el salón para revivir las anécdotas de ese día y volver a sentirte libre. Rememora aquella excursión en barco, de la que guardas tan buen recuerdo, con un velero como el Breton, de Rivièra Maison (15,95 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones