Las nuevas librerías para casa

Lo habitual era aunar libros, fotos y objetos en la tradicional librería de madera o escayola. El concepto actual va más allá con módulos, materiales y composiciones asimétricas que dinamizan el ambiente.

image
1 de 11
Una sutil estantería de aluminio

Es un material ligero, pero capaz de soportar pesos considerables. La estantería Hypóstila, de B.D Barcelona Design, permite personalizar la composición con tamaños y diseños diferentes que se sostienen sobre perfiles mínimos. La librería apenas se percibe, y los libros parecen flotar en la pared. Proyecto, de ESs Arquitectura de interiores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Estantes geométricos independientes

Hoy descubres la novela negra, mañana decides coleccionar velas, y en el futuro... ¿quién sabe? Si te gusta evolucionar día a día, esta solución a base de estantes geométricos te facilitará aumentar de forma progresiva tu espacio de almacén a medida que lo necesites. Además, cuando te canses de la composición, puedes descolgarlos e improvisar una nueva. O bien quedarte con algunos y trasladar el resto al recibidor o el dormitorio.

Contenedores de la firma Bloomingville: hexagonales (179 €/3) y con forma de cubo (159 €/6).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Baldas en vertical y horizontal

Con solo unos tablones de madera decapados en blanco, la propietaria de esta casa diseñó su propia librería a medida con un criterio original. En los estantes verticales y estrechos apiló los libros de ediciones de bolsillo, que necesitan menos espacio.

A continuación situó baldas horizontales de diferente longitud y sin remate en el lateral, que logran una sensación de mayor ligereza en el ambiente. En ellas colocó objetos decorativos, material de trabajo y libros de gran formato.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Una estantería pegada a la pared

Un panel lacado en blanco unifica todo el conjunto y sirve de soporte para los diferentes elementos. En la parte inferior, cuatro armarios con puertas lacadas en blanco brillo y sin tiradores resuelven el espacio de almacén.

Sobre ellos destaca el televisor, anclado al panel, y dos baldas de diferente longitud, la inferior más corta para dejar espacio a la pantalla. Se trata del modelo LiberaMente, de la firma Scavolini. ¿La clave? Fijar el panel a media altura, para lograr mayor ligereza visual, y pintar la pared en un color que contraste.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Estantería en zigzag

Fíjate bien en esta librería. ¿Qué la hace tan peculiar? En realidad se trata de una sucesión de módulos cortos y largos que, al atornillarlos de forma alterna, dejan el lateral exterior en forma de escalera o zigzag.

Si eres un amante del Do It Yourself, compra estantes de diferente longitud y anímate a crear tu propia composición. Ten en cuenta que en la base debes situar uno largo, para dar mayor estabilidad al conjunto.

Y no coloques objetos o libros pesados en las zonas de los estantes que sobresalen, para equilibrar mejor el peso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Estantería oculta tras hojas correderas

Cuando se quiere mantener la privacidad de lo que se coloca en la librería, una excelente solución es camuflarla. Aquí, el equipo de Taller D’Interiorisme diseñó dos puertas correderas que se deslizan sobre guías y mantienen fuera de la vista libros, material de oficina, juguetes y menaje. Los frentes, lacados en un llamativo color rojo rubí, se convierten en un elemento de máximo interés en el salón y mantienen
una perfecta apariencia de orden mientras están cerrados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Muebles de distintas colecciones y estilos

La idea de que todo el salón debe estar compuesto por el mismo modelo de muebles ya no es obligatoria. Por ejemplo, este salón incluye un par de módulos bajos, uno con puerta abatible y otro con cajón y estante; cada uno de ellos mide 120 x 46,5 x 42 cm y cuesta 410 €.

A su derecha, se colocó una librería con trasera, en 78 x 34 x 200 cm (430 €). A pesar de que son diferentes, corresponden a la colección Valley, y a su vez armonizan con la estantería Panorama, de pared; en 120 x 23 x 75 cm (360 €). Todo, en El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Bajo la escalera

Se trata de una solución que saca partido a dos problemas: el primero, rentabilizar el espacio que queda debajo de los peldaños; y el segundo, disponer de una librería en el salón sin necesidad de utilizar una pared.

Los estantes, de obra -idea del estudio Miel Arquitectos-  se iluminan con las lámparas Mademoiselle Filou, en forma de mosca, de la firma Oligo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Estanterías y baldas... Composición modular

La ventaja de este tipo de sistemas es que te permiten elegir los módulos que mejor se adaptan a tu espacio y estilo para diseñar un mueble de salón personalizado. Como este, con elementos de la colección Eko-s, de la firma Kibuc.

Está compuesto por una librería abierta, un módulo vertical con puertas desiguales, un módulo bajo con dos cajones y puerta, un clasificador base de televisor y un módulo alto horizontal con puerta.

Composición (1.377 €) en Muebles Barajas. Incluye bases, zócalos y un estante con laterales de cristal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
En la vitrina

El concepto de librería tradicional traspasa límites que hasta ahora eran impensables. ¿Qué te parece una alternativa diferente y colocar una vitrina llamativa para exponer en su interior tus tesoros más preciados?

Altérnalos con libros y guarda aquellos objetos funcionales y necesarios en una casa, pero menos agraciados -facturas, reservas de pilas o bombillas...- dentro de cajas coquetas que oculten su interior a la vista. Si además eliges un modelo en un acabado atractivo, se convertirá en la pieza estrella de tu salón.

Vitrina Stockholm, de Ikea; en 90 x 40 x 180 cm (349 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Muebles y estantes con acabados diferentes

Atrévete a jugar con materiales para lograr que tu mueble de salón resulte más dinámico. Los módulos Volani, de la firma BoConcept, están disponibles en diferentes colores y tamaños, y con la opción de elegirlos con o sin tiradores.

Además, tanto los armarios como los estantes se pueden fijar sobre paneles de pared. Módulos: bajo blanco (2.195 €) y alto con frente de roble (1.095 €). Estantes (desde 119 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Orden en casa