El salón, tu zona de confort

En el salón lees, echas una cabezadita, picoteas durante tus maratones de series y pasas grandes momentos con tus amigos. Pero todavía hay más. Descubre todas las posibilidades que aún no conoces y disfrútalas

salones
Mauricio Fuertes

Cambiar los muebles de sitio no es un capricho, ¡es una necesidad! Hoy sois dos, mañana vienen unos amigos, el fin de semana lo dedicas a leer y adoras contemplar el atardecer, tienes tu rato de gimnasia... El salón es ahora esa estancia multitask que tantas y tantas alegrías te proporciona gracias a una buena deco. Mira nuestras propuestas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Espacio dinámico
salones
Hearst

Una chaise longue, que se separa del sofá cuando te viene bien, es clave para lograr una distribución flexible del salón. Interiorismo, de Egue y Seta. Mesas nido Trío, de Habitat.

Te interesa: MUEBLES MUY VERSÁTILES

Diseños para copiar
salones
Hearst

Así de claro, inspírate en la solución creada en este salón —un banco adosado, que recorre toda una pared— para que en el tuyo se multipliquen los asientos. Uno de sus módulos alberga dos pufs con capitoné, y el central reduce su altura en uno de los tramos para colocar dos cojines. Ahí ya ofrece cuatro asientos; pero si el grupo es más numeroso, aún queda mucho banco… Un plus: la mesa con ruedas se traslada fácilmente. Decoración, del estudio Pia Capdevila Interiorismo & Eventos.

Te interesa: UN BANCO CÓMODO

El suelo existe, ¿lo utilizas?
salones
Hearst

Los salones tienen una zona de paso que permanece libre para hacer fluida la circulación, pero sus metros se pueden aprovechar para poner almohadones de suelo y sentarte o tumbarte cuando te apetezca. Es probable que dar ese uso al suelo quizá no forme parte de tus costumbres, pero en otros países sí es habitual sacarle partido. Prueba a hacerlo, los cojines maxi son la solución para ganar asientos extra. A destacar, también, en este salón, la presencia de dos lámparas de pie en lugar de solo una. Conclusión: hay dos lectores en la casa o con frecuencia realizan actividades que requieren una luz directa. Proyecto de decoración, de la interiorista Meritxell Ribé.

Te interesa: UNA ESTUPENDA VIVIENDA FUNCIONAL, CÁLIDA Y ATEMPORAL

Tu as en la manga
salones
Hearst

Juntas o separadas, las mesas auxiliares son 100% versátiles. Los juegos de dos, tres y hasta cuatro piezas, se adaptan a cualquier cambio que surja. Se pueden trasladar y colocar más cerca o lejos del sofá, a un lado ahora, al opuesto después… Y si son circulares, favorecen la circulación por el salón. Reforma, de Idearch Studio. Aplique doble de pared, de Serge Mouille. Sofá y mesas de centro Ypperlig (39,99 € cada una), de Ikea.

Te interesa: CÓMO DECORAR UNA MESA DE CENTRO (CON 25 EJEMPLOS PRÁCTICOS)

¿Nos tumbamos?
salones
Hearst

Un sofá cama en L formado por varias colchonetas sobre palés, convierte a este salón en un espacio chill out para el relax. En contraste con sus bases rectangulares, la mesa de centro y varios pufs, todos con forma circular, permiten cambiar por completo la distribución. Pufs y colchonetas en el sofá, de la firma Coco-Mat.

Diseño 24 horas
salones
Hearst

De día es un sofá o una chaise longue para acomodarse de diversas formas gracias a sus tres respaldos móviles, y de noche es una cama simplemente retirándolos. Tres detalles a destacar: la mesa que incorpora se puede fijar a cualquiera de las esquinas, su tapicería es desenfundable y debajo de su asiento abatible hay un arcón. Sofá cama Flottebo, en 1,20 x 2 x 0,79 m (529 €), alfombra Ådum (129 €), y en el aparador, puertas Kallviken, con efecto cemento (40 € c/u). De Ikea.

Te interesa: 18 SOFÁS CÓMODOS Y ESTILOSOS PARA DISFRUTAR DE TU DESCANSO

Monta tu gimnasio
salones
Hearst

Adapta un espacio del salón, con los básicos que necesites, para entrenar. Separada por un biombo, la zona quedará parcialmente oculta desde el estar. Este diseño con aire industrial ofrece una doble opción de almacén: cestas y artículos se cuelgan en su rejilla —la otra cara es perfecta para láminas, fotos y plantas— y además ofrece espacio extra en las lonas inferiores. Aquí se han incluido también el espejo y una barra para estirar. Biombos Veberöd, de Ikea (149 € cada uno).

Te interesa: CONVIERTE TU CASA EN UN GIMNASIO LOW COST

Muebles dos en uno
salones
Hearst

Trabajar en casa es ya una realidad en muchos hogares pero, ¿dónde sitúas la mesa? Si damos por hecho que no cuentas con una habitación extra, el escritorio de este salón es una solución. Colocado entre las ventanas, forma parte de una estantería y, cuando no se utiliza, pasa totalmente desapercibido porque el tablero y la pata blanca son abatibles, de modo que la segunda se convierte en el frente del mueble. De Maisons du Monde: estantería-escritorio Workshop, en 80 x 35 x 180 cm (499 €); sillas Mauricette (79,99 € c/u), sofá y sillón Froggy (299 y 199 €), mesa de centro (99,99 €) y puf Shiro (69,99 €).

A dos alturas
salones
Hearst

Las casas open concept, con una planta diáfana que integra varios ambientes, parecen más amplias. Pero al no tener tabiques, marcar la separación del dormitorio suele plantear muchas dudas. Diseñar paneles correderos es una solución, pero también es posible crear un segundo nivel más elevado y sacar partido al espacio con un escritorio, un aparador o una librería baja situados en el nuevo frente que separa ambas alturas. En algunos proyectos, bajo el suelo de la planta alta se habilita un espacio de almacenaje. Sofá Scandy (599 €), mesa (149 €) y cama (desde 299 €), de Maisons du Monde.

Te interesa: ESPACIOS COMPARTIDOS: ADAPTA LA DECORACIÓN

¡Eureka!
salones
Hearst

Si el sofá no se puede colocar junto a la pared porque bloquea la salida al balcón, lo separas y en el paso que queda libre ¡te cabe un escritorio! Este diseño a medida, inspirador para otros salones, tiene una encimera de madera volada, sin aristas, que se prolonga y forma parte de la estantería. El dúo de muebles es así más armónico. Flexo, de Lou & Hernández. Silla, de Vitra, en Buskdesign.

Te interesa: CÓMO CREAR UNA ZONA DE TRABAJO EN CASA QUE APENAS OCUPE ESPACIO

Al fondo hay sitio
salones
Hearst

Hazte con una estantería sin trasera para dividir el salón; dejará que fluya la luz mientras oculta un espacio con sofá cama para invitados. Ese ambiente nuevo puede ser, a diario, una zona de juego para los peques de la casa. Valora poner ruedas a la librería, para moverla y adosarla a la pared. Así incorporarás el sofá cama al salón cuando seáis muchos. Proyecto, de Estudio Roma & Ro.

Te interesa: UN SALÓN FAMILIAR CON ZONA DE JUEGOS

Eres grande, pequeño
salones
Hearst

En salones mini toca pensar en ideas ingeniosas que optimicen los metros. Ese tramo de pared que, tal vez, no llega al metro de ancho, puede convertirse en un rincón funcional con el mueble adecuado. Aquí, es una estantería con poco fondo, de suelo a techo, la que saca partido al tabique, e incluye una balda con algo más de profundidad que hace las veces de escritorio. Interiorismo, de Pili Molina, quien diseñó la estantería para este salón, realizada a medida por Carpintería Miranda. Butaca retapizada por La Albaida. Mesas nido Stockholm (199 €/2) y alfombra, de Ikea.

Te interesa: 10 MINI SALONES LLENOS DE IDEAS ACTUALES

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones