Sofá LANDSKRONA de IKEA
Cortesía de IKEA

La primavera, la sangre altera, y con ella, las ganas de renovar la decoración de nuestras casas. ¿Por qué no? Se trata de una época de cambios donde los árboles florecen, los días se alargan, y las sonrisas crecen. Quizá por ello, sintamos esa necesidad de crear un espacio realmente acogedor dentro del hogar, en armonía con el exterior. Y ese lugar suele ser el más transitado de las viviendas. Sí, nos referimos al salón, y a continuación... ¡te enseñamos cómo conseguirlo con unas cuantas ideas!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
El ambiente cálido soñado
Cortesía de IKEA

Lo sabemos, llevas todo el invierno con ganas de ver el sol y notar el calor de los rayos en tu piel. Pero, ¿cómo lograrlo dentro de casa si no puedes recurrir a un balcón o a una terraza? No hay duda: creando un ambiente cálido en el salón.

Para conseguirlo, tendrás que empezar eligiendo piezas de fibras naturales, como lámparas de bambú o alfombras de yute; continuar añadiendo unas cuantas plantas que llenen de frescor la estancia; y terminar escogiendo textiles con tonos suaves y estampados con motivos alegres.

Si a esto le sumas un sofá de base con muelles embolsados tan cómodo como FÄRLÖV, que además cuenta con una preciosa funda de terciopelo mostaza, tejida con una técnica tradicional, el resultado será similar a estar en un oasis al aire libre.

Modelo de 2 plazas, 649 €

Compra

Pequeño pero coqueto
Cortesía de IKEA

Tener un salón pequeñito no quiere decir que no pueda ser acogedor o funcional, ¡sino todo lo contrario! Ya sabes eso que dicen de: cuando falta el espacio, se agudiza el ingenio...

Uno de los trucos que te ayudarán a optimizar los metros cuadrados, es valerte de una alfombra como elemento divisor del espacio visual. De esta forma, podrás disfrutar de cierta independencia en el territorio del salón, frente al comedor o la cocina, si estas son abiertas. Por otro lado, la elección de un sofá tapizado en un tono claro, aportará mucha luminosidad a la zona. Algo sumamente necesario en áreas reducidas.

El sofá GRÖNLID biplaza te ofrecerá un confortable lugar de descanso gracias a la comodidad de sus asientos y a sus 10 años de garantía. Y aunque elijas una funda en color beige no tendrás que preocuparte por las manchas, ya que se puede lavar a máquina sin problema.

Modelo de 2 plazas, 499 €

Compra

Un salón listo para vivir
Cortesía de IKEA

Si te gusta pasar mucho tiempo en casa, o por cuestiones de trabajo no te queda otra, el salón debería ser una de las zonas mejor planteadas.

Aparte de escoger muebles versátiles que cumplan varias funciones a la vez (como por ejemplo, una mesa auxiliar donde colocar objetos decorativos, y en otras ocasiones, apoyar los pies o la taza del café), también es importante pensar en la comodidad y en el confort del cuerpo.

Un sofá con respaldos altos y estructura de madera maciza como LIDHULT, mantendrá tu espalda y cervicales bien protegidas durante las largas sesiones de cine o de trabajo frente al portátil, y si optas por el modelo con chaiselongue que aparece en la foto, también podrás estirar las piernas cuando canses de postura.

Modelo de 3 plazas, 1.049 €

Compra

Todo en uno
Cortesía de IKEA

Después del desparrame de mantas que utilizaste en el salón durante los meses más fríos, llegó la hora de ponerlo todo ordenadito. Y es que no hay cosa que más agobie que una de esas habitaciones convertidas en fuertes de guerra, donde sabes cuando entras, pero no cuando sales...

Para aprovechar el espacio y hacer que la tarea de recoger sea mucho más sencilla, elige un sofá como VALLENTUNA, con un hueco de almacenaje bajo los asientos que te permitirá esconder todo aquello que moleste a la vista o que no vayas a usar a diario.

Pero eso no es todo, porque cuando lo necesites... ¡zas! Se convertirá como por arte de magia en una confortable cama.

Sofá cama 3 plazas, 1.030 €

Compra

    La magia de la sencillez
    Cortesía de IKEA

    Si prefieres no arriesgar con la decoración, y optar por un estilo atemporal que no pase de moda, nuestro consejo es que te decantes por tonalidades suaves sin mucho contraste, ya que cuanto mayor sea el choque de colores, más rápido te cansarás. Además, este tipo de paletas cromáticas aportan mucha calidez a los espacios, generando un entorno propicio para la desconexión.

    El sofá EKTORP, en color blanco, resulta ideal como pieza protagonista del salón, ya que la forma de sus reposabrazos es elegante, y sus asientos recuperan la forma en cuanto te levantas, manteniéndolo siempre impecable.

    Modelo de 2 plazas, 299 €

    Compra

    Un rincón para la lectura
    Cortesía de IKEA

    No todo el mundo necesita (o puede) tener un sofá en el salón. De hecho, si no compartes piso con nadie más, no te hará ni falta. Basta con que elijas un sillón y un reposapiés sobre los que descansar, y que añadas un punto de luz colocado a una altura estratégica para disfrutar en condiciones de tus momentos de lectura.

    El sillón STRANDMON tiene el respaldo alto, y al ser orejero, dotará de carácter a cualquier ambiente donde lo pongas.

    Sillón orejero, 179 €

    Compra

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salones