Cómo decorar el salón en invierno para crear una cálida zona de estar

Claves para conseguir que tu zona de estar sea más cálida y gustosa. ¡Qué calentito!

salón moderno con chimenea
Hearst

    Ya estamos metidos en los días más fríos del invierno y por eso nos apetece tanto preparar el salón para pasar horas y horas en él, dar un giro a su decoración y hacerla mucho más cálida. Llegar de la calle con la cara y las manos heladas y entrar en un salón acogedor y envolvente... ¡qué sensación más placentera! Notar cómo nuestra piel se va calentando poco a poco y sentarse en una butaca cómoda. Estás en casa. A todos nos gusta ese momento, pero ¿sabes cómo llenar tu zona de estar de encanto para disfrutarla solo o en compañía? Te ofrecemos los mejores consejos para decorar el salón, según los profesionales del interiorismo.

    Te damos claves para crear una zona de estar cálida y confortable en el salón. Sofás supercómodos, flores, telas calentitas y detalles decorativos para pasar un invierno calentito en tu casa. Poco importa que la tormenta arrecie al otro lado de la ventana. Existen recursos decorativos que transmiten sensación de calidez. Soluciones sencillas que te ayudarán a elevar la temperatura en el salón. Toma nota y consigue el mejor refugio en el que cobijarte este invierno. No olvides que los salones son espacios polivalentes, así que te gustarán estos 15 tips para decorar un salón con ambientes independientes.

    Ideas para un salón cálido

    El salón es el centro de tu casa, así que tienes que mimar este pequeño templo y hacerlo más cozy. Tenemos las claves para que experimentes nuestras propuestas y encuentres un ambiente reconfortante. Aprovecha bien la distribución del espacio y piensa en una agradable zona de descanso, con sofás, butacas y pufs que predispongan a la charla. Puedes conseguir una sensación de amplitud si conoces los trucos de interiorista para conseguir que tu salón parezca más grande.

    Las texturas y los tejidos definen un espacio, así que pon el acento en una buena selección de muebles y complementos con materiales gustosos al tacto y con gran estética para agradar el sentido de la vista. ¿Ejemplos? Butacas de cuero, cojines de terciopelo, alfombras de algodón, plaids de seda...

    Empieza a transformar el espacio al utilizar con maestría la paleta cromática. Apuesta por tonalidades cálidas e incluye las gamas de naranjas, amarillos y tonos rojizos. Para dar personalidad al salón, utiliza complementos de decoración verdes o morados y selecciona los colores fríos, grises y azules, para sumergirte en una atmósfera relajante.

    La iluminación es muy importante para definir un salón. Consigue calidez con lámparas de mesa, que puedes colocar en un aparador, estantería o mesa auxiliar. Las luminarias de pie son muy importantes para acompañar los momentos de lectura, junto a un sofá o un sillón orejero. En el techo, opta por diseños arquitectónicos o lámparas con personalidad y si tu casa es oscura, lo mejor es que utilices apliques led con luz blanca.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    1
    Colores que regalan calidez
    H&M Home

    Este salón es todo menos frío porque se han evitado las paredes en blanco puro. Su carta cromática es una sucesión de tonos arena más o menos intensos, crema, madera clara... y accesorios en negro que dan intensidad. De H&M Home.

    MÁS IDEAS: 25 SALONES EN TONOS NEUTROS, MODERNOS Y BONITOS.

    2
    Detalles que suman
    Casa

    Una mesa auxiliar étnica, como el modelo Draco de este salón, es una pieza sumamente cálida. En negro y marrón oscuro, arropa el sofá y la planta sobre ella cuela bonitas pinceladas otoñales con sus hojas en teja. Atención a las luces bajas: crean una atmósfera íntima de lujo. De Casa.

    3
    Paredes con gancho
    Habitat

    Esta idea de Habitat deja claro el papel clave que cumplen las paredes del salón para sentir que su decoración te envuelve. El panel divisorio de listones de madera es una superficie cálida extra. Y la composición de cuadros de la pared del sofá viste y arropa la zona con gran estilo.

    4
    Un ambiente minimal al calor del fuego
    Hearst

    Tener un salón minimalista no implica renunciar a soluciones tradicionales, para disfrutar de un plus de calidez y confort. Como habilitar en un rincón ancho una estufa de hierro fundido insertable con una chimenea para la salida de humos. Este material conserva el calor de la leña de una manera más eficiente que los modelos de acero y su instalación es más sencilla que las soluciones de obra. La de este ambiente ha quedado muy integrada y decorativa al pintar la embocadura en un gris industrial que va con el sofá. ¡Inspírate en esta idea!

    EN EL SUELO. Una alfombra es otro modo de ganar calidez en tiempo récord. Las de lana arrasan por su pisada suave.

    5
    Líneas suaves
    Hearst

    Las formas de los muebles ayudan a que el salón se vuelva más acogedor. Este rincón de lectura invita a no moverse por las lineas de su butaca de mimbre trenzado. Y la mesita redonda potencia esa sensación, además de ser liviana y favorecer la circulación.

    MÁS IDEAS: 25 RINCONES DE LECTURA CON ENCANTO Y MUCHO ESTILO.

    6
    Luces íntimas
    Hearst

    Apostar por una luz ambiental no falla a la hora de crear rincones envolventes en cualquier salón. Vale la pena reservar un lugar para una lámpara de pie que vaya bien con el resto. Atención a la temperatura de color de su luz. ¿Lo ideal? Inferior a los 3.300º K.

    Y ADEMÁS... Unas lamparitas de mesa y algún racimo de flores en muebles auxiliares crean interiores muy coquetos.

    7
    Luz natural
    Hearst

    Sacar el máximo partido a la orientación del salón ayuda a que luzca una imagen más acogedora. Conviene dejar libre la zona de la ventana, o reservar muebles ligeros que se acoplen bien en la parte inferior. La mesa y el juego de sillas de este ambiente lo cumple y su color blanco sintoniza de maravilla con los colores neutros de la estancia.

    8
    Entre el campo y la ciudad
    La Redoute

    Así es este salón y, gracias a la mezcla, su look derrocha calidez. Las vigas de madera son el punto de partida y al pintarlas de blanco su imagen es más de ciudad. Las paredes son otro punto de interés: una pintada en color vainilla y con espejos sol y la otra revestida con un papel pintado clásico, han servido para dar mucho encanto al ambiente. Forman un telón de fondo luminoso que ha permitido incluir un sofá tapizado en verde oliva, a juego con las cortinas; un color tendencia para salones. Los muebles auxiliares son diseños contemporáneos con detalles en oro y la alfombra con motivos florales permite caminar descalzo en la zona de estar. Es de La Redoute.

    MÁS IDEAS: TEXTILES INFALIBLES PARA UN HOGAR DE OTOÑO CÁLIDO Y MUY COZY.

    9
    La importancia de las tapicerías
    IKEA

    Que el salón sea más o menos cálido depende en un ochenta por ciento de la tapicería del sofá. Si toca estrenar modelo o vale la pena invertir en su retapizado, apuesta por tierras intensos. Unas mantitas y coiines en marfil, teja... y unas mesitas de madera harán el resto; Ikea.

    10
    Más acogedor, imposible
    IKEA

    Este salón invita a sentirse especialmente a gusto por su paleta cromática y sus tejidos. El color arena de las paredes, la vitrina y las cortinas, ha sido un acierto para subir la calidez del ambiente. Al igual que la idea de vestir los ventanales por capas: primero un estor, luego una cortina traslúcida y después otra opaca; Ikea.

    POR LA NOCHE... Si llegan invitados sorpresa, este sofá multiusos con chaise longue se convierte en una cómoda cama para descansar a placer.

    11
    Una zona de estar con tumbona colgante. ¡Qué bonito!
    IKEA

    Este salón es una lección de comodidad, invita al descanso sin grandes complicaciones y todo gira alrededor del sofá. Para lograr que sea más placentero sentarse en él, se ha vestido con tres cojines grandes y mullidos. Éstos permiten suavizar su respaldo recto y la mantita, a juego con el verde de la tapicería, aumenta el confort. La propuesta, de Ikea, también cautiva al incluir una hamaca de loneta, fijada de pared a pared de forma segura para soportar el peso de un adulto. Así la zona de descanso se duplica. ¡Gran idea!

    JARDÍN MINI. Las palmeras XL, los cestos de mimbre y las plantas colgantes bañan la decoración con tonos propios de la naturaleza. Ideal.

    MÁS IDEAS: 30 PLANTAS DE INTERIOR BONITAS PARA DECORAR EL SALÓN.

    12
    Texturas que envuelven
    Lene Bjerre

    Los textiles logran que el salón sea un refugio del que no salir cuando llega el frío. Si el otoño está a la vuelta de la esquina, apuesta por cojines de chenilla, pana o terciopelo. Y reserva los de lino y fibras naturales, ¡que arrasan!, para el resto del año; Lene Bjerre.

    VENTANAS. Vestidas con caídas de lino o con juegos de estores y cortinas, el salón resulta más acogedor.

    13
    Un sofá llamativamente cómodo
    Mimma Gallery

    Nada como un diseño XL y súper anatómico para lograrlo. Pero unos sencillos trucos pueden hacer que sea más cálido, como abrigarlo con cojines y plaids. Los de mohair son los favoritos en otoño por su pelo largo y tacto delicado. Además aíslan bien del frío. De Mimma Gallery.

    14
    Un punto muy british
    Knowhaus

    Unas telas de grandes cuadros british son un recurso ideal para que el salón se vuelva muy hogareño. Abrigan, dan un toque distinguido y es posible crear coordinados dinámicos en rojos y azules vivos. Como el salón de esta casa diseñada por el Estudio Knowhaus.

    15
    Paredes cálidas
    Bruguer

    Nos rodean de suelo a techo creando un entorno diferente en función del color de la pintura. El rojo tiene la capacidad de caldear el ambiente; incluso en sus versiones más suaves, como es el rosa apagado, añade elegancia. ¿La razón? Durante siglos fue uno de los pigmentos más caros, de ahí que sólo estuviera al alcance de la realeza. Pintura Color Mix, de Bruguer (27 €/4 l).

    16
    Alfombras que aislan del frío
    Francisco Cumellas

    La simple visión de una alfombra mullida provoca sensación de confort. Y no es sólo un efecto psicológico. La lana es un aislante natural que permite tener los pies calientes por muy fría que sea la temperatura a la que se encuentre el suelo. El modelo Ripe, de Francisco Cumellas, está elaborado en hilo de mohair, procedente de las cabras de angora del monte Kilimanjaro. Disponible tanto en pelo largo como en corto, se puede personalizar en formato y color. Entre sus posibilidades más cálidas, estampados y lisos en colores rosa, amarillo y marrón chocolate.

    17
    Un salón dorado
    PortobelloStreet.es

    Fíjate en esta zona de estar. ¿Qué es lo primero que llama tu atención? El espejo joya, con su lente convexa y un espectacular marco tallado en caoba lacada en dorado, es la pieza protagonista. La fuerza del amarillo oro es tan intensa, que un sólo complemento en este tono basta para caldear el ambiente: su visión evoca los rayos solares y la llama viva de un fuego encendido. Si te gusta tener la casa a la última, hazte con algún detalle dorado ¡es la tendencia de moda! Espejo circular, en 1,20 x 1,20 m (1.646 €) y muebles, todo de PortobelloStreet.es.

    MÁS IDEAS: 12 SALONES DONDE TRIUNFA EL DORADO.

    18
    La importancia del sofá
    IKEA

    ¿Qué sientes cuando te reclinas en un sofá de piel? Su tacto es cálido y el asiento flexible se adapta a la forma de tu cuerpo, envolviéndolo. En este salón, el sofá Karlstad tapizado en flor de piel Grann (879 €), de Ikea, añade un plus de calor al ambiente. Pero no es el único responsable de esa sensación de confort que se desprende de un espacio abuhardillado. Los estantes repletos de libros y revistas, así como las macetas en la ventana, desvelan aficiones y pequeñas pasiones de quienes utilizan el salón. Porque nada es tan acogedor como las huellas de un ambiente vivido.

    19
    Mostaza: buen aderezo
    La Redoute

    Es una descarga de optimismo. En este salón, de La Redoute, el mostaza tapiza el sofá y se acompaña de complementos en gris-verdoso, que le van muy bien. Y otro top que triunfa: los cojines de pelo largo y la alfombra a juego. ¿Hay algo más delicioso que ese tacto mullido al pisar descalzo?

    20
    Colores empolvados y tierra
    Hearst

    Si quieres crear una atmósfera ultra acogedora en tu salón, opta por tonos suaves pero con carácter. Como el rosa palo que "pinta" la pared y el sofá, y compleméntalo con tonos neutros y tierra -gris, caldero o mostaza-, que en este ejemplo dan viveza a los cojines, la manta o la alfombra. En cuanto a los textiles: lino, algodón, chenilla... acarician y abrazan.

    21
    Coordinados de cuadros y rayas: ¡lo más!
    Hearst

    Es un recurso de primera a la hora de animar un espacio frío o anodino. Los textiles estampados crean un punto focal alrededor del cual gira el resto de la decoración. En este salón se han seleccionado telas de la colección Windsor, de Camengo: de cuadros para tapizar el sofá, coordinada con cojines de rayas en los mismos colores. El resto de muebles, en madera, y la alfombra y cortinas blancas ponen el contrapunto tranquilo, para evitar una sensación de abigarramiento. ¿El resultado? Un conjunto vivísimo que sube los grados ambientales.

    ESTOR + CORTINA. Las ventanas se visten con esta doble opción, para añadir calor y un plus de estilo.

    MÁS IDEAS: 10 IDEAS PARA ELEGIR CORTINAS Y ESTORES, SEGÚN TU ESTILO.

    22
    Destellos dorados y geometrías
    Maisons du Monde

    Nada como el color oro o el cobre para elevar la temperatura en cualquier ambiente. En pequeñas dosis, ambos ponen chispa y brillo solar. En esta área de estar, decorada por Maisons du Monde, tanto la lámpara metálica como la mesita auxiliar, con acabados en dorado-cobrizo, añaden la nota diferencial. También los estampados geométricos: alfombra, manta y pared aportan un punto retro muy elegante y chic.

    PAPEL PINTADO. Este tipo de revestimiento no solo viste, también caldea las estancias.

    23
    Sí a las fibras vegetales
    Hearst

    Esparto, ratán, cáñamo... trenzan muebles, cestos decorativos, bandejas... Fibras vegetales tradicionales han encontrado su hueco en las viviendas actuales. Opta por los muebles de madera y por elementos ornamentales realizados en fibra, como en la imagen: añadirás un atractivo plus de naturalidad a tu casa.

    ARENAS Y TOSTADOS. Son neutros que acarician y sirven de perfecto fondo en ambientes muy "amables".

    24
    Minimalismo japonés: flores para animar y crear ambiente
    Camengo

    No se necesita llenar de muebles un espacio para llenarlo de calidez y delicadeza. Basta con seleccionar bien los textiles y los complementos. La foto superior es el mejor ejemplo. Un rincón del salón se ha amueblado con un diván de caña. Sobre él, una esponjosa manta de doble cara y cojines que contrastan tonos crudos con un vibrante fucsia en tela lisa o con dibujos florales. Todo, de Camengo. Las flores, tanto en estampados como al natural, adornando sencillísimos jarrones, aportan color y aroma. ¡Que no falten en tu hogar!

    CHISPAZOS EN FUCSIA. Es un color de moda, explosivo y elegante. El blanco lo potencia.

    25
    El suelo de madera aporta calidez
    Quick Step

    Su aspecto, con nudos y vetas, transmite calidez. La tecnología ha evolucionado de tal modo que hoy en día se puede conseguir el mismo efecto de un suelo de madera natural con materiales -ya sean cerámicos o laminados- que reproducen el acabado e incluso su tacto, pero a precios más asequibles. El modelo Largo, de la firma de laminados Quick Step, caldea y añade profundidad visual a este salón gracias a su planchas extralargas en acabado roble; en 2 x 0,20 m (30,90 €/m2 aprox.).

    26
    Look alpino con una estufa-salamandra
    Hearst

    Además de ser estéticamente muy bonita, resulta súper eficaz para calentar habitaciones. Las estufas tipo salamandra se alimentan fundamentalmente de leña o pellets y producen un calor muy económico. También, ocupan muy poco y hay infinidad de modelos y tamaños. Un sistema de calor perfecto para casas de campo o de montaña, por ejemplo, esta de la imagen: transmite un sensación súper confortable, gracias a detalles como el suelo de tarima clara, las esteras tipo kilim y el chispeante color rojo de la butaca.

    ESTUFA DE METAL. Debe instalarla personal autorizado y contar con una salida de humos adecuada.

    MÁS IDEAS: NUEVAS ESTUFAS Y CHIMENEAS CON DISEÑOS BONITOS.

    27
    Panelado hasta el techo
    Hearst

    Las tablas de madera, en este caso blancas, son un excelente sistema para dar un aire diferente a cualquier habitación y, al mismo tiempo, aislarla del frío. Los revestimientos quedan fantásticos en ambientes de estilo rústico-chic, como el de la imagen, amueblados con piezas de madera y tejidos de algodón que imitan modelos vintage.

    EN BRUTO. El pie de la mesa es un tronco de madera que acentúa el especial encanto de este espacio luminoso.

    28
    Elige muebles confortables
    Hearst

    Decántate por sofás y sillones ergonómicos y por tapicerías de tacto envolvente. Por ejemplo, la microfibra, que además tiene un sencillo mantenimiento. También el terciopelo es un material que procura una sensación cálida y extremadamente agradable: un lujo al alcance de la mano.

    29
    Rodéate de verde
    Rachel Whiting

    Este color inunda de energía positiva el espacio. Mira este ejemplo: el sofá del salón en tono musgo, a juego con cojines y cortinas, reparte sus buenas vibraciones por toda la habitación. Refuerza esa sensación, las plantas, jarrones con adornos vegetales y cuadros con láminas de botánica. Así el espacio"respira".

    Estilismo: Ben Kendrick.

    30
    Paredes que abrigan... ¡vístelas!
    Hearst

    Si crees que es el momento de dar un pequeño cambio en tu salón, atrévete y empapélalo. El papel pintado tiene la capacidad de transformar estancias, dándolas un toque personal, aportando calidez y llenándolas de vida. Colores claros, motivos geométricos, rayas horizontales y verticales y, por supuesto, las flores, harán de tu estar un lugar más acogedor. Combina con el resto de textiles lisos o con diferentes estampados, pero asegurándote de que tengan tonos que armonicen entre sí. Ambiente de Harlequin en Pepe Peñalver.

    PAPEL PINTADO. Si eliges diseños estampados, opta por modelos con el fondo blanco para no recargar en exceso.

    MÁS IDEAS: CÓMO DECORAR LAS PAREDES, 30 IDEAS QUE QUERRÁS COPIAR.

    31
    Complementos de punto
    Hearst

    Hacen furor el tweed y el ganchillo, y hay todo un revival en los complementos "tejidos a mano" con lana, algodón y trapillo. Cojines, plaids y pufs arropan y añaden encanto a sofás, sillas o camas. Como éstos, en colores pastel y en una misma gama: no pueden ser más delicados...

    32
    Reviste las paredes con papel
    Pepe Peñalver

    Una opción tan eficaz como la pintura consiste en revestir las paredes con papel. Este modelo, estampado con hojas y pájaros, convierte el salón en un cálido jardín tropical durante todo el año. Pertenece a la colección Gustav, de la firma Sandberg (73,85 €/rollo de 10 m en Pepe Peñalver). Asegúrate de que su colocación la realice un profesional experimentado, para que los motivos casen y la pared ofrezca un estampado continuo, sin encuentros descasados.

    33
    Muebles y textiles coordinados
    Laura Ashley

    A veces, un toque de color basta para recrear esa atmósfera acogedora. En este salón, las butacas Upholstery, tapizadas con tejido Ruben en color arándano, añaden la dosis justa para calentar el ambiente (1.665 €). Las cortinas, de seda Caspian, a rayas en tonos tostados y rojo (61 €/m), son el contrapunto perfecto. Su trama tupida aísla visualmente el exterior en caso de lluvia o viento: así, la atención se centra en el espacio interior, recogido y cálido. Todo, de la firma Laura Ashley.

    34
    Crea en el salón rincones con encanto
    Portmeirion

    Las labores tradicionales tienen un encanto especial que recuerda las acogedoras salitas de antaño, en las que una habilidosa experta cosía junto a la chimenea. Delicados encajes, bordados minuciosos y pequeños trabajos de croché visten con un toque hogareño el salón en abrazaderas, bajos de cortinas o como en este caso, suavizando las líneas rectas de la embocadura de la chimenea. De la firma Portmeirion: tetera (70,68 € aprox.), azucarero (25,39 € aprox.) y taza (19,35 € aprox.).

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Salones