Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Así puedes refrescar tu salón en verano

La llegada del buen tiempo es la excusa perfecta para renovar la decoración de nuestras casas, llenarlas de luz y contagiarlas de la alegría y vitalidad que se respira en el exterior.

Ideas para refrescar el salón con la llegada del verano.
Cortesía La Redoute
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Fresco y luminoso
Hearst

BUENA BASE

Con un sofá blanco conseguirás multiplicar la claridad en el salón. Este color, además de encajar con cualquier estilo, es perfecto para todo el año, no sólo para la época estival.

Otra de sus ventajas es que puedes cambiar su look gracias a los complementos textiles, como cojines y plaids. Eso sí, la suciedad y el roce son sus principales inconvenientes. Por ello, conviene elegir un sofá desenfundable o tejidos resistentes y con textura, de calidad.

ESPACIO CON PERSONALIDAD

Juega con el colorde las paredes para romper la monotonía cromática y aportar dinamismo y carácter a la decoración. Una buena idea es pintar, al menos, un frente, en uno de los colores que se repitan en el ambiente. Así se hizo en este salón, de Sanderson, en el que el blanco se alternó con gris.

PLUS DE CALIDEZ

Contrasta el blanco con muebles de madera para lograr un ambiente elegante y luminoso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 Verde que te quiero verde
Hearst

APUESTA NATURAL

Ya sea en detalles como en el mobiliario, maderas claras y fibras vegetales son ideales para recrear una atmósfera fresca, además de cálida y acogedora. Estos materiales combinan a la perfección con piezas de acero y cristal, por lo que podrás añadirlos a la decoración de tu salón sin riesgo a equivocarte.

Y como colofón, no olvides repartir macetas con plantas de hoja verde por distintos puntos de la estancia. Si son muy altas, resérvales un rincón donde no molesten.

BÁSICOS IMPRESCINDIBLES

Cualquier estancia se puede transformar en un espacio fresco, incluso aunque esté presidido por un sofá oscuro. Basta con elegir muebles auxiliares de poco peso visual –en este caso, un puf y un sillón de formas redondeadas– y añadir complementos que llenen de vitalidad el salón. Ambiente de El Corte Inglés.

¡CAMBIA LA ALFOMBRA!

Sustituye los modelos de lana por vistosos y alegres diseños de algodón o lino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 ¡Vivan las plantas!
Cortesía La Redoute

GREEN DECO

Las plantas son las mejores aliadas a la hora de refrescar el salón. Una idea muy decorativa, que cada día gana más adeptos, es fijarlas al techo en maceteros de cuerda o confeccionados en macramé. Si te apuntas a esta tendencia, procura colocarlos a una altura que permita a las plantas crecer y, en el caso de que sean variedades colgantes, que muestren su caída. Crea una composición con tres puntos verdes, concentrados en un rincón luminoso.

EL PUNTO EXÓTICO

¿Buscas darle una apariencia especial a tu salón? Añade detalles de estilo étnico, que aporten un ligero y atractivo toque veraniego. En este ambiente, de La Redoute Interieurs, se consiguió con un tapiz de lana y algodón tejido a mano y una alfombra con la trama geométrica característica de las culturas africanas. ¡Gran idea!.

¡SÍ, A LA MEZCLA!

Combina el azul con colores, estampados y tejidos diferentes, y ganarás riqueza visual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Apuesta por el papel pintado
Hearst

FONDO DE REALCE

Las flores son el print perfecto para aportar un toque primaveral a la decoración del salón.

Así que, ¿por qué reservarlos sólo para las telas? Llévalo también a las paredes con un papel pintado que esté en sintonía con la estética y los colores del ambiente. En cuanto al tamaño de los estampados, ten en cuenta que los motivos grandes te ayudarán a la que la estancia parezca más íntima y acogedora. Si temes que pueda cansarte, resérvalo para destacar la pared del sofá.

ENCANTO SHABBY CHIC

Recrea un estilo romántico y original en tu salón con muebles envejecidos, tapicerías de efecto desgastado y estampados inspirados en la naturaleza. Recuerda que no tienes por qué limitarte a la gama de los blancos y pasteles. En este salón, de la firma Sanderson, se jugó con distintas tonalidades de verdes y azules.

ALTERNA ESTAMPADOS

grandes, en el papel pintado, las cortinas o la alfombra, y pequeños, en los cojines.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones