Cómo combinar el sofá con otros asientos

Butacas, pufs o mecedoras se convierten en los perfectos compañeros. Descubre la mejor combinación en función de la decoración y la distribución de tu salón.

image
D.R.

15 ideas para inspirarte

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Mezcla de liso más estampado
D.R.

La clave para acertar es que vayan en la misma gama de tonos. En este caso, el sofá de color lila rosado se combina con una butaca de flores y pájaros. Este motivo se repite también en uno de los cojines y en la mesa de centro para dar continuidad. Todo de Marks and Spencer.

2 Rinconera separada
D.R.

Si tienes un sofá componible, como el mod. Söderhamn de Ikea, puedes separar uno de los módulos y colocarlo en otra zona del salón para dar dinamismo.

3 En el mismo tono
D.R.

El verde aguamarina confiere una agradable sensación de relax a este salón. Y es que no sólo es el protagonista del sofá y el puf, de La Redoute Interieurs, sino del resto del mobiliario e incluso de las paredes.

4 Colores engamados
D.R.

Para conseguir una sensación de armonía sin caer en el aburrimiento, escoge tonos de la misma gama. En este salón, con sofá y butaca de capitoné de Maisons du Monde se ha optado por el marrón chocolate y el beis.

5 Sillas muy ligeras
D.R.

Son una opción perfecta para espacios mini, ya que ocupan menos espacio que una butaca. Las de este salón se han coordinado con los tonos rojo y blanco del papel pintado, de Casadeco.

6 Mismo modelo, diferentes versiones
D.R.

Ésa es la idea de este salón, donde el sofá, la butaca y el reposapiés pertenecen a la col. Bradfort, de Car Möbel. Te encantará si te gusta todo conjuntado.

7 Protagonista, el estilo rústico
D.R.

Para conseguirlo, nada mejor que un sofá tapizado en tonos crudos, acompañado de una butaca y un puf en el mismo color y unos taburetes de madera.

8 Mezcla de tendencias
D.R.

Atrévete a combinar un sofá blanco con una butaca de estilo retro y un puf marroquí. El resultado, como puedes ver, es muy alegre.

9 Clásico + campestre
D.R.

Es una mezcla que funciona muy bien: combinar un sofá antiguo con patas torneadas, con unas sillas de forja envejecidas.

10 Objetivo: delimitar
D.R.

En este caso, los asientos sirven para marcar la zona del estar. El sofá cierra el espacio por detrás, y el puf y la butaca (elegida en rojo para contrastar), por los laterales.

11 Máxima versatilidad
D.R.

El sofá Dagarn dispone de un módulo que puede usarse para crear una segunda chaise-longue o como puf. La butaca negra se ha situado junto a la ventana para crear una zona de lectura. Todo de Ikea.

12 Enfrentados al sofá
D.R.

Así es como se han dispuesto el sillón negro y la butaca verde con reposapiés. De este modo, se gana comodidad cuando se está en familia o vienen amigos. Todo de La Oca.

13 Salón de verano
D.R.

Un sofá blanco casa bien con todo. Ahora que llega el buen tiempo, puedes darle un aire más refrescante si lo acompañas con una butaca y un puf de mimbre. Todo de La Redoute Interieurs.

14 Mix de rayas
D.R.

Puedes tapizar el sofá y las butacas con este estampado, pero para no caer en el exceso, procura que sean diferentes. Esta idea de Laura Ashley puede inspirarte.

15 Cojines de fibra
D.R.

Si son grandes, como estos de Maisons du Monde, puedes utilizarlos como asientos de manera informal. Lo mejor es que pueden moverse muy fácilmente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones