Centros de flores para Navidad

En una mesa de fiesta no puede faltar un bonito centro que la adorne. Las flores suelen ser el elemento básico para este menester, pero verás que no es necesariamente el único.

image
1 de 8
Centro con uvas escarchadas

Dale un toque navideño a la mesa con un centro tan original como éste. Sólo tienes que pintar las frutas con clara de huevo y, después, bañarlas en azúcar. Ponlas en una fuente o un bajoplato con algún adorno, como unas bolas de cristal, y ¡a la mesa! Bajoplato, de Verdecora.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Un florero con vasos antiguos

Seguro que tienes alguna pieza de cristal que ya no usas o descabalada de otras vajillas. No la arrincones, utilízala como florero. Verás qué bien queda si pones dentro dos o tres flores. Elige las que más te gusten —rosas, claveles, margaritas— y déjales el tallo muy corto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Centro coordinado con la matelería.

Un coqueto detalle, como coordinar el centro de flores con la mantelería, crea un ambiente refinado y elegante. Para no restar protagonismo a este maridaje, el jarrón es de cristal transparente, así pasa prácticamente desapercibido. Mantel de organza, de Coton et Bois.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Floreros de distintos tamaños.

Además de la mesa, puedes adornar algún rincón de la casa con una sencilla composición de flores, como la de la imagen, donde los jarrones se convierten en protagonistas. Combina varias piezas idénticas, o de distinto tamaño, si quieres que el resultado sea más dinámico. Aquí, para que el conjunto fuera armónico, se eligieron del mismo color, una tonalidad que, además, coordina con las cortinas. Jarrones, similares en La Oca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Lleno de color y alegría.

Anima tu mesa con un centro colorido, como el de la imagen. Elige un recipiente grande y de boca ancha y distribuye flores de alegres colores (rojos, rosas, azules…) combinadas con hojas verdes. Corta los pedúnculos a diversas alturas, para que unos queden más erguidos que otros. Jarrón de cristal, similar en Hábitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
Ambiente cálido.

En este comedor, donde la sencillez es la nota predominante, adornamos la mesa con un centro de flores en tonos naranjas que, coordinado con la madera de los muebles y los complementos en crudos, crea una atmósfera muy acogedora. Jarrón de cristal transparente, similar en Sandra Marques.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Centro con una antigua salsera.

Para hacer un bonito centro floral, no tienes por qué utilizar un jarrón tradicional. Cualquier recipiente con encanto quedará ideal; por ejemplo, una salsera antigua. Pon solo una flor y verás qué bonita y original resulta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Flores artificiales.

No se marchitan, no manchan y no necesitan cuidados. Y, además, son tan llamativas como las de verdad. Lo cierto es que te costará distinguirlas. Puedes decorar el centro de la mesa con un conjunto de pequeñas rosas en un recipiente bajo, y colocar junto a cada servicio un vasito con otro capullo. En Sia encontrarás una multitud de propuestas tan atractivas como ésta.Te sorprenderán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones