Comedores con estilo rústico

El comedor se inventó para disfrutarlo, para compartir con la familia y los amigos... De ahí la importancia de sentirse bien en él con una decoración agradable. Y nada como el estilo rústico para crear ambientes acogedores.

1 de 12
Un comedor al natural

Una mesa de madera sin tratar encaja en ambientes de todo tipo. Serán las sillas y los complementos los que determinen el estilo final del comedor. En este caso, los asientos de hierro y roten, los cojines a rayas y la alfombra de fibra dan al ambiente un aire rústico. De ahí que en la mesa se haya prescindido de mantel y la vajilla se coloque directamente sobre el tablero.  Mesa, en 220 x 100 x 75 cm (759 €). Se puede ampliar con una hoja extra, de 100 x 55 cm (125 €). Sillas, de Hübsch Interior (269,90 € c/u). Pantalla, de Tine K Home (99,90 €). Todo, de venta en Car Möbel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Combina colores en el comedor

Romper la armonía de un comedor en blanco con el contraste de un mueble de madera encerada da buen resultado. La mesa, con su marcado estilo rústico, gana relieve entre las sillas blancas, de diseño primoroso. Sillas similares, de Homes in Heaven. Taburete, de la firma House Doctor. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
Muebles de comedor con efecto empolvado

En este comedor, con mesa y bancos de más de 2 m, el acabado tiza o empolvado de la madera y la pintura blanca envejecida de las patas son clave para aligerar el peso visual del conjunto. Los bancos, con capacidad para cuatro personas cada uno, se pueden colocar debajo de la mesa cuando no se utilizan. Comedor, de Maisons du Monde, en madera de mango: mesa, de 2,40 x 0,90 x 0,76 m (690 €); bancos, de 2,05 x 0,37 x 0,46 m (249 € c/u); alacena, de 1,75 x 0,40 x 2,10 m (1.390 €); y lámpara (149 €). 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Orden con estilo

Los condimentos de cocina ya no se guardan y clasifican en muebles como éste, pero siguen siendo prácticos en el comedor como aparadores. Un plus: que lleven tallado el nombre de las hierbas. Modelo Saint-Remy, de Maisons du Monde; en 1,50 x 0,48 x 0,87 m (890 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
Aparador

Sus tiradores y cestas son típicos del campo. De Maisons du Monde, aparador Sorgues (499,90 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Una mesa redonda

Con sobre redondo y en madera lavada. Esta mesa, de Car Möbel, mide 130 cm de diámetro (499 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Silla de madera pintada

La sencillez de su diseño se contrarresta con el acabado en verde. Silla en El Corte Inglés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
La vajilla

Los estampados de las vajillas rústicas se inspiran en la naturaleza: flores, pájaros, estrellas... Plato de 20,5 cm (17 € en Greengate).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Ilumina la mesa

Logra una atmósfera mágica con un farolillo y velas. Tingle es de la firma Affari (5,40 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
La alacena, un imprescindible en el comedor

¿No cabe una alacena o un aparador alargado? Recurre al armario como Isala, de Ikea, con baldas regulables; mide 0,75 x 0,44 x 1,31 m (199 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
Sillas clásicas

Una silla clásica renovada con efecto tiza (225 € en PortobelloStreet.es).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Lámpara de fibra

Un básico: la pantalla de roten. Tracia mide 40 cm de diámetro (24,95 € en El Corte Inglés).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones