Complementos para un comedor de gala

No necesitas grandes artificios ni desembolsos extra para vestir tu mesa de gala. Con pequeños detalles como los que te mostramos conseguirás darle ese aire festivo que buscas.

image
1 de 12
El centro de mesa.

Recupera esas copas de cristal que han ido quedando descabaladas con el tiempo y úsalas como jarrones o como portavelas; para ello sólo tienes que darles la vuelta y utilizar el pie como palmatoria. Para llevarlas a la mesa es mejor que las agrupes en una bandeja bonita. Copas de venta en El Almacén de Loza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 12
Para sentar a los invitados.

Cuando no todos los comensales se conocen, la hora de elegir el puesto en la mesa puede resultar algo incómodo. Evita cualquier confusión indicándoles su posición con un simpático muñequito como el de la imagen, que lleve su nombre. Marca posiciones, de la firma Blaubloom.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 12
En navidad.

Si estás pensando ya cómo adornar la mesa para esas fechas, mira nuestra propuesta con los colores típicos de esa época. Pon una cinta de raso roja a lo largo de la mesa y, sobre ella, cada 4 ó 5 cm, una pequeña vela blanca. Completa con ramitas de pino o abeto y vasitos rojos con una flor del mismo color. Vasos y copa, de Villeroy & Boch.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 12
Las bebidas.

Si quieres triunfar ante tus invitados, mantener las bebidas bien frías resulta imprescindible. Para ello no necesitas una champanera tradicional, puedes utilizar un jarrón grande de cristal y adornarlo con unas bolas. Y para darle un toque sofisticado, ata al cuello de la botella un lazo de gasa con algún adorno. Jarrón y botella de licor, de Los Peñotes. Colgante con cinta, de Canterano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 12
El servilletero.

Es clave que los comensales se sientan agasajados con detalles primorosos, como personalizar cada servilleta con un cordón rematado con cuentas o unos botones bonitos. Una vajilla especial merece todo el protagonismo; preséntala junto a copas de cristal, que no le resten protagonismo, y sobre individuales oscuros, para que destaque.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 12
Quesos y postres.

Una buena presentación predispone al invitado a disfrutar de la comida. Por ejemplo, para servir una tabla quesos elige una fuente amplia y ofrécelos sobre un lecho de hojas de hiedra y salpicados con perejil. En Navidad puedes acompañarlo también con unas bayas o unas hojas de acebo y atarlos con lazos en rojo y oro. Cintas, en Depapel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 12
Las sillas.

Un sencillo detalle, como atarles en el respaldo un arreglo floral recogido en un bonito lazo, puede transformar el comedor completamente. Si eliges flor natural, además perfumarás sutilmente el ambiente. Lazo, de Depapel. Adorno de nieve, de Canterano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 12
Las velas.

Son perfectas para crear atmósferas mágicas, pero debes reservarlas para las cenas. Si eliges soportes de cristal para exhibirlas, potenciarás el efecto romántico. Completa el conjunto con unas flores blancas sobre la mesa o dentro de otros recipientes de cristal. Portavelas, de India & Pacific.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 12
Los cubiertos.

Una original forma de presentar los servicios de mesa en un bufé es colocándolos en el interior de un recipiente grande, como una cubitera, envueltos en servilletas.Macetero, de Verdecora. Cubiertos y servilletas, de Canterano. Estrella, de Los Peñotes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 12
Los dulces.

A la hora del café puedes ofrecer a tus invitados algunos delicatessen. Elige unas copas bonitas y rellénalas con bolitas de chocolate, caramelos, gominolas… Aquí elegimos una de color blanco, para que constraste con el marrón de los bombones. Copas, de Cristal D’Arques.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 12
El menú.

¿Por qué no presentarlo en la mesa como en los grandes restaurantes? Escríbelo en una cartulina y pégala en un papel tipo pergamino, mejor dorado o plateado para que tenga un toque algo más festivo. Luego, sujétalo con una pinza para fotos y colócalo en el centro de la mesa, así podrán leerlo todos los comensales. Papel y cartulina, de Sancer. Pinza, de venta en Hábitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 12
Sobre los platos.

No te limites a colocar adornos florales en el centro de la mesa; también puedes decorar con ellos cada puesto de comensal. Eso sí, para que resulten duraderos, opta mejor por unos artificiales, hay firmas que reproducen fielmente todas las variedades. Centro floral, de la firma Sia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Detalles