Comedores de pocos metros

Tener un espacio reducido para la zona de comedor pone las cosas más difíciles, pero nada es imposible. Muebles plegables, mesas circulares y extensibles e ideas con estilo te ayudarán a sacar el máximo partido.

image
1 de 11
Comedor muy natural

Comer en la cocina casi siempre implica un espacio reducido, pero no una renuncia a la comodidad. Estos muebles de madera natural aportan calidez y autenticidad. De Laura Ashley: comedor Milton, en roble tratado con aceite: mesa extensible (1.390 €); sillas (550 €/dos) y lámparas de cerámica, Pippin (79 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Mesa cuadrada

Los modelos con medidas de 80 x 80 cm son perfectos para dos personas; para cuatro, es mejor un diseño de 1 x 1 m. Calcula que el espacio para cada comensal debe ser de unos 35 cm de profundidad y unos 55-60 cm de ancho; lo ideal es que quede en el centro de la mesa un hueco de unos 20 cm para las fuentes de servicio. Comedor de la firma Banak Importa: mesa Yuan, en madera de acacia, extensible de 90 x 90 cm a 1,80 x 0,90 m (601 €); y sillas Yapen que combinan fibra sintética trenzada y teca (210 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
De escritorio a comedor

Elige los muebles con sentido práctico; si todos son plegables, optimizas el espacio. La mesa del comedor, cerrada y adosada a la pared, te servirá de escritorio. Las sillas, mientras no las necesites, puedes guardarlas en algún armario o en un soporte de pared en la cocina. Con unas fundas de tela resultarán elegantes, aunque su diseño sea sencillo. Mesa y librería realizadas por SoldeVila. Complementos, de India & Pacific.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Comedor de línea actual

Los diseños depurados resultan más ligeros visualmente. Las patas tan estilizadas de la mesa y las sillas de este comedor no agobian el espacio. Si no cuentas con una pared libre y larga para colocar un aparador estándar, con anchos de 1,35 o1,50 m, hay diseños más cortos y más altos, de estilo actual, como el de la foto junto a estas líneas. Comedor, de Expo Mobi: mesa modelo Delos (140 €); sillas Fix (40 € c/u) y aparador Sella, de 1,10 x 0,35 x 1,16 m (295 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
Comedor con colores opuestos

En un comedor decorado en blanco, introducir algún diseño oscuro resulta rompedor. La mesa y el aparador forman un tándem claro en un ambiente donde la presencia de las sillas negras tiene gran impacto visual. Una lámpara colgante, clara por dentro y oscura por fuera, delimita visualmente este espacio y aporta un aire clásico y más sofisticado. Decoración, César Menéndez, quien también diseñó la lámpara. Mesa modelo Doksa, de venta en Ikea (149 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
La cocina de un mini loft

Si tienes un espacio diáfano pero pequeño, el comedor puede actuar como separador de la cocina y el estar; además, si lo sitúas junto a la pared, ocupará muy poco. Elige muebles de líneas depuradas y en colores que te ayuden a recrear la estética industrial: acero, aluminio, cemento... Comedor, de La Oca: mesa modelo Concept, extensible de 90 x 90 cm a 1,80 x 0,90 m (desde 600 €) y sillas Olivia (desde 112 € c/u).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Mesa de comedor con alas plegables

Adosado a la pared, para facilitar el paso entre dos puertas del salón, pero sin complejos: una lámpara colgante de diseño novedoso transforma este rincón. Modelo Willydilly, creado por Ingo Maurer, de venta en Luz Bilbao. Mesa, de Carpintería Anpe. Sillas de Vitra, en Global. Interiorismo, Itziar Elejalde.
Ideas: Compensa el espacio mini de tu comedor con alguna de estas propuestas: pinta su pared en un color distinto o destácala con un vinilo; elige sillas con un diseño exclusivo y una lámpara sofisticada. Por último, hazlo más cálido con una alfombra mullida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Cortinas listas para colgar

Si el comedor está cerca de la ventana, las cortinas son clave para realzar el ambiente y matizar la claridad. Simplifica con un modelo ya confeccionado, como el de la foto. La novedad es que se adapta al alto del vano, porque su largo varía de 2,35 a 2,55 m. Se compone de una cabecilla con la parte posterior de Velcro y una caída. Sólo hay que adherir ésta con una ligera presión. El ancho es de 1,40 m. Cortinas Prêt à Porter, de Destiny (desde 80 €) y sillas similares, modelo Flick, de Capdell.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Mesa de comedor con alas abatibles y ruedas

Esta mesa es un best-seller en comedores de quita y pon. Si por falta de espacio no puedes disponer de una mesa que limitaría tus movimientos, hazte con una consola de alas abatibles. Olivia Fast, de la firma Calligaris, tiene un diseño muy funcional; cerrada, el sobre sólo mide 20 x 70 cm. Cada ala mide 45 cm de ancho; si abres una, tendrás una mesa de 65 x 70 cm y, al extender las dos, de 1,10 x 0,70 m. La estructura es de acero satinado y el sobre está disponible en wengué, cerezo y blanco. Sus ruedas facilitan el traslado (381,64 €).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
Un comedor con muebles claros

Todos los tonos blancos y los crudos son perfectos para los muebles de un comedor con pocos metros. Descarta los oscuros, que lo empequeñecerán. En este caso, sólo un armario alto y una península lo separa de la cocina y, gracias al acabado neutro del conjunto, se integra con facilidad. Además, el espejo colocado en la pared potencia la luz y amplía visualmente el espacio. Comedor, de Ikea. Jarra de latón pintada, de El Chinero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Un comedor con diseño circular

Si el único lugar disponible para ubicar el comedor es una zona de paso, como en esta cocina, una mesa redonda hace más fluida la circulación que un modelo cuadrado o rectangular. Proyecto de Mi Cocina. Mesa y sillas, adquiridas en Sirvent. Complementos, de La Oca.

Materiales: Si el comedor está en la cocina, te interesan muebles duraderos y de mantenimiento sencillo. Las mesas con un sobre de material no poroso son fáciles de limpiar. Para las sillas, sufrirás menos con las de plástico que con las tapizadas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones