Ideas para poner la mesa con estilo

Poner la mesa es todo un arte. La vajilla, la cristalería y la cubertería son las piezas clave, pero los pequeños detalles convertirán cualquier reunión en todo un éxito. Prepararlo es más sencillo de lo que parece.

image
1 de 11
Improvisa originales servilleteros

Asigna una cifra distinta a cada comensal. Separa una hoja de lechuga por invitado (elige una variedad gruesa y tersa, como la francesa), corta la base y enróllala hasta formar una cinta, con cuidado para que no se rompa. Anuda un número en el centro de la hoja enrollada, y rodea la servilleta, doblada en rulo. Números, de Depapel. Servilletas, de Habitat.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 11
Detalles florales en la mesa

Flores o plantas naturales, cintas de raso a modo de servilleteros, marcapuestos o tarjetitas con el menú harán que la decoración de tu mesa no tenga nada que envidiar a la de los mejores restaurantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 11
Originales paneras

Busca soluciones ocurrentes y divertidas para presentar distintos tipos de pan. Recupera botes y latas de conservas, de diferentes formas y tamaños, y coloca en cada uno de ellos una clase de pan. Sitúalos en el centro de la mesa, sobre un bajoplato.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 11
Pon un toque natural en la mesa

Presenta las servilletas con un par de nueces entrelazas con alambre y unas ramitas de canela que, además, darán buen olor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 11
¿Quieres sorprender a tus comensales?

En mesas informales, utiliza instantáneas de Polaroid de cada uno de tus invitados como divertidos y originales marcapuestos. Colócalas en pinzas portafotos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 11
Decora la mesa con flores naturales

Si no tienes sitio en la mesa para poner un bonito centro, colócalas en las servilletas. Sujétalas con un lazo a tono con la mantelería. Servilletas de la firma Point la Ligne.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 11
Bandejas

Las bandejas son una gran ayuda para llevar la vajilla o para organizar un bufé. Elige modelos tipo caja, para evitar que las piezas se caigan. Si no cuentas con diseños de este tipo, puedes recuperar los cajones de un mueble viejo del que te vayas a deshacer. Para ello tendrás que limpiar bien la madera, decaparla, darle una base tapaporos y barnizarla. También puedes dividir su interior en compartimentos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 11
Forra los salvamanteles con paños de cocina

Para que éstos encajen bien y puedas quitarlos cuando haya que lavarlos, lo más cómodo es introducir una goma elástica en el dobladillo de la funda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 11
Cubiertos para todos

En mesas de bufé, presenta cada cubierto por separado; es muy práctico para los invitados. Dobla las servilletas en forma de cucurucho y coloca dentro los cubiertos. Para que nada se mueva, introduce cada servicio en un servilletero alargado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 11
¿Te gustaría darle un aire sofisticado a la mesa?

Utiliza los tesoros arrojados a la orilla del mar para hacer originales y exclusivos servilleteros. Aprovecha tus paseos por la playa para buscar pequeñas conchas y caracolas, coge aquellas que tengan un orificio en el borde o hazlo tú con una pequeña broca. Corta una pieza de alambre de 40 cm de largo y pásalo por los agujeros. Dobla la servilleta en forma de rulo y enrolla el servilletero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 11
Sencillos y delicados detalles

No te compliques la vida buscando adornos muy elaborados; una ramita de madreselva adornando la servilleta bastará para poner un toque delicado en la mesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salones